TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

25 febrero 2014

Experimentando y Construyendo con Bambú - Entrevista a Josué de la Cruz (Bambú Lab URP)




 Con autorización del entrevistado, difundimos la entrevista hecha al Br. Arquitecto Josué de la Cruz, quien es el Coordinador Bachiller de "Bambú-Lab" (actualmente con sede en la Universidad Ricardo Palma de Lima) quien habla de la labor de su grupo en la investigación y difusión del bambú como material alternativo.

Para los que conocen las instalaciones de la Facultad de Arquitectura de la URP entrar a su Taller de Escultura debe ser casi como ingresar a un mundo alternativo: maquetas y diseños de distintos materiales, con diferentes funciones, y con muchos jóvenes de diferentes grupos trabajando a lo largo de cada día, siempre supervisados por el arquitecto Jesús Peña (quien les facilita el espacio) y por los coordinadores de estos grupos. Uno de ellos es Josué, quien gracias a Bambú-Lab y a sus colaboradores se ha ido ganando un sitio entre sus colegas como veremos a continuación.






Actualmente, ¿cómo describirías la labor de Bambú-Lab?

Somos un laboratorio multidisciplinario conformado por investigadores, alumnos y bachilleres con un interés académico enfatizado en la formación, investigación-desarrollo y la aplicación en la sociedad, teniendo como tema en común al bambú como material alternativo.

¿Cómo y con quién surgió la idea de este grupo?

 La idea surgió de la iniciativa de alumnos y egresados con un tema en común, el bambú. Esto fue en el año 2012, cuando el grupo se consolidó y motivó a desarrollar investigación y conocer más respecto al bambú. 

El grupo está organizado por colaboradores y coordinadores (como el coordinador alumno Mauricio Rodríguez, quien es el nexo entre los alumnos y el equipo coordinador), y la labor de éstos es la de organizar las diferentes actividades del grupo; es en ese proceso donde posibilitan la ejecución de los proyectos, organizando reuniones en días para coordinación y trabajo de campo. 

Asimismo, cabe mencionar que uno de los objetivos dentro de las iniciativas era el de continuar con la ejecución de un proyecto de investigación denominado “Domo Bambú-Flex”, el cual venía de una innovación de un mecanismo que ha sido presentado en congresos internacionales y fue ganador de un concurso internacional obteniendo el primer lugar; su ejecución motivó al equipo a seguir en la línea de investigación, y actualmente la seguimos desarrollando, pues nos ha llevado a muchas reflexiones y modificaciones que solo pudo haberse descubierto con la construcción del mismo. 

El domo sigue siendo parte de nuestra línea de investigación entre otras que venimos desarrollando paralelamente; no obstante, esperamos concretar otras investigaciones para llevarlas a escala real y en el camino desarrollar nuevas propuestas en conjunto.






A lo largo del desarrollo de Bambú-Lab, ¿qué tan importante fue el apoyo del arquitecto Jesús Peña?

El arquitecto nos incentivó a investigar y explorar el bambú, así como las morfo-estructuras. Toda la base teórica que él nos proporcionó nos dio una nueva visión de ver la arquitectura (cabe mencionar que estamos en un taller de escultura), así que enfocar el lado plástico sumado al ensayo experimental nos permitió seguir indagando con nuevas propuestas eficientes, recurriendo también a fundamentos de la arquitectura ancestral y una visión ecológica, puntos de vista que académicamente en las facultades recién están incluyendo en su sistema curricular. 

Creo que la motivación que nos dio permitió consolidar grupos como Pliegue, Tenso-Estructuras y Bambú-Lab, a realizar proyectos extracurriculares e incentivar la construcción de modelos a escala real, prototipos que sustentan las investigaciones y que desarrolladas son presentados en concursos y ponencias nacionales e internacionales.






¿Y alguna otra persona o entidad también los ha apoyado de la misma forma?

La universidad, con el área de mantenimiento, nos ofrece un apoyo técnico y de manufactura, el cual hasta el momento estamos muy agradecidos. Por otro lado, muchas veces la limitación de una investigación es siempre el factor económico: toda investigación requiere de un respaldo monetario que permita el desarrollo de una buena exploración y por ende un buen resultado; en su mayoría, las investigaciones de Bambú-Lab son auto-gestionadas.

Cabe resaltar que el respaldo académico es otro factor importante: la institución en donde estamos desarrollando las investigaciones (respecto a la URP) debe de reconocer a los grupos y sus propuestas, un tema que está pendiente desde hace mucho tiempo.






¿Cómo perciben a la comunidad universitaria, en general, con respecto a su propuesta?

Actualmente hay mucho interés por parte de los alumnos y docentes. Creo que el fomento de proyectos extracurriculares complementa la formación académica, y a esto se puede sumar la inquietud de los alumnos por el conocimiento y la exploración de nuevas formas de hacer arquitectura. 

Se podría decir que al principio a la comunidad universitaria no le fue muy fácil comprender esta mecánica, ya que el alumnado no tenía nociones de que en la universidad también se pueden hacer proyectos extracurriculares y hacer uso de las instalaciones fuera de los cursos de la currícula regular. 

Realmente creo que la universidad es una plataforma donde podemos expandir el conocimiento, nos permite un panorama en el que podemos seguir explorando nuevas propuestas, y que no limita a las aulas y a los cursos regulares; ésta es la premisa que tenemos en Bambú-Lab URP. 

Respecto a la apertura que tuvieron con el bambú, la comunidad universitaria ve al material como un potencial por desarrollar, y es motivador saber que cada vez existe más gente que tiene como tema en común al bambú.

Además de Bambú-Lab, grupos como Pliegue y Tenso-Estructuras trabajan de la mano con ustedes. ¿Qué tan importantes son estas relaciones?

Son muy importantes: trabajamos en conjunto en diversas propuestas, y en muchas ocasiones los grupos nos hemos dado la mano para varios proyectos. 

Trabajamos en sinergia, nos apoyamos y de esta manera podemos tener un resultado más completo, visto desde diferentes puntos de vista y a diferentes niveles. 

Lo interesante de los grupos es que se complementan, al ser grupos mixtos con integrantes desde alumnos, egresados, bachilleres y docentes, el resultado de los trabajos tiene una riqueza particular.


¿Hay mucha diferencia entre el pensamiento de un alumno y el de un egresado o un bachiller?

No, porque cada uno viene con inquietudes muy particulares; quizás el enfoque de cada uno es distinto por la experiencia de los cursos, por la experiencia de quienes están trabajando o por el encontrarse elaborando una tesis.

Muchos de los integrantes que pasaron por Bambú-Lab estuvieron haciendo su tesis con bambú, así que aprendimos en grupo, y creo que esta fusión favoreció a todos. 

La importancia de unir tanto al bachiller como al alumno es cerrar esa brecha que siempre ha estado presente: la carencia de conexión de alumno-egresado-profesional es una de los principales temas que el grupo quiere cambiar, el cambio de ese paradigma cultivará una nueva generación de profesionales con una visión holística.










De lo comentado y trabajado hasta la fecha, ¿cuál consideras que es su principal logro como grupo?

Entre los logros a partir del 2012 está el proyecto continuo de elaboración del diseño del “Domo Bambú-Flex”, conferencias, workshops y presentaciones de proyectos.

Hemos presentado instalaciones de arte en bambú, y hemos tenido trabajos de asesoría y consultoría de diseños en bambú. Como grupo, nuestro principal logro es el trabajo en equipo, la promoción de la investigación, la extensión del conocimiento y la motivación de los alumnos a ser parte de nuevas propuestas que contribuyan con la formación de mejores profesionales. 

Al principio muchos de nosotros llegamos con pocos conocimientos acerca del bambú, con escasa bibliografía, empezando a indagar y contactarnos con profesionales que están involucrados en este rubro, en ese proceso aprendimos y aún seguimos aprendiendo de las experiencias y de la gente que está involucrada con la cadena productiva del bambú; el conocimiento se va nutriendo por esta fusión, por la constancia en la investigación y los proyectos que seguimos desarrollando. 

Los prototipos construidos son muestra del avance de las investigaciones, de que la investigación no solamente debe de quedar en el papel ni en el modelado 3D, sino que la aplicación de modelos analógicos permite la exploración de muchos más campos con un enfoque tras-disciplinar.

¿Y esa búsqueda de calidad podría incluir gente fuera de la URP?

Por supuesto, la idea es que Bambú-Lab sea también una plataforma, que incluya a la comunidad de otras facultades y otras universidades, con la finalidad de crear una red en la que se vaya nutriendo con conocimientos de diferentes campos.

Para terminar, ¿cuáles son sus planes a futuro?

Nuestra visión apunta hacia el desarrollando de nuevas investigaciones y llegar a ser un referente latinoamericano en los campos de investigación, desarrollo e innovación en bambú, así como continuar con la difusión del bambú como una alternativa en la construcción, tanto en el Perú como en el mundo.

Juan Carlos Gonzales
Publicado: 2014-02-18
Arquitecto por profesión. 
Músico por convicción. @JuankGonzales

Maquetas Aparte
Publicado en :
https://maquetasaparte.lamula.pe/
Bambú Lab en Facebook:
https://www.facebook.com/bambu.lab.9

No hay comentarios:

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LOS ARTÍCULOS MAS LEÍDOS DE LA SEMANA

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS