TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

13 julio 2020

CIUDADES UNIVERSITARIAS - UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO (UNAM) - MÉXICO DF


El terreno total de Ciudad universitaria mide 733 hectáreas, sin embargo a partir del 2007 la UNESCO inscribió  176.5 hectáreas en su lista del Patrimonio Mundial, por considerarla “una obra maestra del genio creativo del hombre”.


Creación de Ciudad Universitaria

El primer antecedente que se tiene registrado en torno a un proyecto de construcción de una ciudad universitaria data de 1928. Los alumnos de la Escuela Nacional de Arquitectura, Mauricio de María y Campos y Marcial Gutiérrez Camarena, presentaron una propuesta al respecto como parte de su tesis de grado. 

Tres lustros más tarde, la idea empezó a materializarse. En 1943, siendo rector Rodulfo Brito Foucher, fue seleccionado el sitio para construir la Ciudad Universitaria: el Pedregal de San Ángel. Esta zona, ubicada al sur del Valle de México, se caracteriza por la roca volcánica producto de diversas erupciones ocurridas hace más de dos mil cuatrocientos años, entre ellas la del volcán Xitle.

Durante el rectorado de Genaro Fernández McGregor, la Universidad presentó al gobierno federal una propuesta para la Ley sobre Fundación y Construcción de la Ciudad Universitaria, la cual fue aprobada por el Congreso de la Unión el 31 de diciembre de 1945. 

Al año siguiente, el rector Salvador Zubirán gestionó la adquisición de los terrenos requeridos, cuya extensión alcanzaba las 733 hectáreas. Por su parte el presidente de la República, Manuel Ávila Camacho, expidió el decreto de expropiación correspondiente, el 11 de septiembre de 1946.

De acuerdo con lo establecido en la mencionada ley, el rector conformó la Comisión de la Ciudad Universitaria, cuya finalidad era la de formular los programas generales de los edificios y convocar a concursos de planeación y proyectos, así como proponer el plan financiero. Esta comisión estuvo integrada por representantes de la Universidad, de las secretarías de Educación, Hacienda y Crédito Público, y de Salubridad y Asistencia, así como del Departamento del Distrito Federal.

A finales de 1946, siendo presidente Miguel Alemán, se dispuso de los recursos financieros necesarios para continuar con el plan de construcción. La Comisión organizó un concurso de anteproyectos, al que fueron convocados la Escuela Nacional de Arquitectura, la Sociedad de Arquitectos Mexicanos y el Colegio Nacional de Arquitectos de México.

El interés generado particularmente en la Escuela Nacional de Arquitectura y en su director, el arquitecto Enrique del Moral, propició el desarrollo de un concurso interno para el diseño del anteproyecto basándose en el croquis de conjunto de los alumnos Teodoro González de León, Armando Franco y Enrique Molinar. 

Los participantes fueron profesores de la misma Escuela: Augusto H. Álvarez, Mauricio de María y Campos, el mismo Enrique del Moral, Mario Pani, Xavier García Lascuráin, Marcial Gutiérrez Camarena, Vladimir Kaspé, Alonso Mariscal y Augusto Pérez Palacios, entre otros. Finalmente, se seleccionó el trabajo presentado por los arquitectos Mario Pani y Enrique del Moral para concursar en el certamen nacional.

Las propuestas de la Escuela Nacional de Arquitectura, junto con las realizadas por la Sociedad de Arquitectos, fueron presentadas ante el jurado conformado por el representante del rector de la UNAM y los presidentes del Colegio Nacional de Arquitectos de México y de la Sociedad de Arquitectos Mexicanos, quienes dictaminaron a favor del proyecto de la escuela universitaria. 

Se designó a Pani y a del Moral como los encargados de la dirección del proyecto final. Cabe señalar que Mauricio de María y Campos fue invitado a participar debido al interés que tuvo en la construcción de este espacio universitario desde su época como estudiante de licenciatura, sin embargo, su colaboración no fue posible debido a que falleció antes de que el proyecto se concretara.

Meses más tarde, el Dr. Salvador Zubirán organizó y presidió la Comisión Técnica Directora integrada por el arquitecto José Villagrán García, representante ejecutivo de la Rectoría, y el licenciado Díaz Cánovas, representante personal del presidente de la República. Asimismo, por los directores de las escuelas nacionales de Ingeniería y Arquitectura, Alberto J. Flores y Enrique del Moral, respectivamente. 

Esta comisión ratificó a los arquitectos Mario Pani, Enrique del Moral, y Mauricio de María y Campos como directores y coordinadores del Proyecto de Conjunto, y les otorgó la facultad de designar a los arquitectos que se harían cargo de los proyectos de las diversas facultades, escuelas e institutos.

En 1948 iniciaron las primeras obras de infraestructura: drenajes, túneles y puentes. Sin embargo por diversos motivos, entre ellos la escasez de recursos económicos, las obras avanzaron lentamente. Gracias al interés expresado por el presidente de la República, los esfuerzos fueron renovados. Como parte de ello, la UNAM decidió constituir el Patronato Universitario y se nombró presidente al licenciado Carlos Novoa, director del Banco de México, y vocales al licenciado Eduardo Suárez y al contador David Thierry. 

En marzo de 1950, el Patronato creó el organismo denominado “Ciudad Universitaria de México”, dirigido también por Carlos Novoa. La gerencia general quedó a cargo del arquitecto Carlos Lazo.

El 5 de junio de 1950 se colocó formalmente la primera piedra de la Ciudad Universitaria —del edificio que posteriormente sería la Torre de Ciencias—, en una ceremonia presidida por el rector Luis Garrido y el secretario de Gobernación, Adolfo Ruiz Cortines. La labor de todo el equipo, encabezado por el arquitecto Carlos Lazo, brilló por su ejemplar eficiencia. 

Predominaron el uso óptimo de los recursos, el orden y una rapidez inusual que permitió que las obras concluyeran en menos de tres años. En nuestro país nunca se había concentrado a tantos arquitectos e ingenieros: más de sesenta proyectistas, doscientos residentes, contratistas y supervisores, y cerca de diez mil obreros trabajaron en esta magna construcción.

El proyecto fue dividido en varias zonas: escolar, habitaciones de estudiantes, práctica de deportes, estadio de exhibición y servicios comunes. Se determinó que el conjunto se proyectara para recibir a un máximo de 25 mil alumnos, ya que en ese entonces la UNAM contaba con menos de 15 mil. Asimismo, se planteó la conveniencia de incluir un museo que fomentara el conocimiento de las artes —particularmente en México— y permitiera la puesta en exhibición de exposiciones temporales.

El 20 de noviembre de 1952 se efectuó la “Dedicación de la Ciudad Universitaria”, ceremonia encabezada por el presidente Miguel Alemán, con la que se inauguró oficialmente la Ciudad Universitaria. La mudanza de las escuelas dio comienzo en 1953 y fue coordinada por el doctor Nabor Carrillo, quien había tomado posesión como rector en febrero de ese año. 

En marzo de 1954 dieron inicio las actividades escolares. A más de sesenta años de su creación, el Campus Central de Ciudad Universitaria continúa siendo un ejemplo único de la arquitectura del siglo XX en México.








PARTICIPACIÓN EN LA CONSTRUCCIÓN DEL CAMPUS


La Dirección General del Proyecto de Conjunto, a cargo de los arquitectos Enrique del Moral y Mario Pani, tuvo la responsabilidad de coordinar los proyectos de los edificios que integrarían la Ciudad Universitaria. Los mismos fueron realizados por los equipos de arquitectos, ingenieros y asesores de todas las disciplinas universitarias,que habían sido designados para la definición de los programas arquitectónicos.

Además de formular el Plan Maestro, se llevaron a cabo las siguientes actividades:

•Coordinar el Programa general y los programas específicos de los diferentes edificios, localizándolos y agrupándolos de manera conveniente.

•Planificar y zonificar los terrenos de la Ciudad Universitaria.

•Solucionar el sistema vial, considerando su adecuada relación con la Ciudad de México.

•Localizar las redes fundamentales de agua, saneamiento, teléfonos y electricidad.

•Diseñar en detalle todos los espacios abiertos, tales como: explanadas y plazas, jardines, campos deportivos y estacionamientos.

•Diseñar los elementos secundarios que complementan el conjunto, como son los pasos a desnivel, pórticos, tiendas, fuentes y espejos de agua.












A continuación, se dan los nombres de cada uno de los inmuebles que integran el Campus, así como el equipo de profesionales que participó en su diseño y construcción:

ESTADIO DE EXHIBICIÓN
Proyecto: Arquitectos Augusto Pérez Palacios, Jorge Bravo Jiménez y Raúl Salinas Moro
Asesores: Dr. Roberto Méndez, profesores Jorge Molina Celis y Antonio Estopier

RECTORÍA
Proyecto: Arquitectos Mario Pani, Enrique del Moral y Salvador Ortega Flores
Asesores: Doctores Luis Garrido, Alfonso Pruneda y licenciados Alfonso Ramos Bilderbeck, Juan González Bustamante y Juan González A. Alpuche

FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS E INSTITUTOS DE HUMANIDADES
Proyecto: Arquitectos Enrique de la Mora, Enrique Landa y Manuel de la Colina
Asesores: Doctores Lucio Mendieta y Núñez, Rafael García Granados, Manuel Toussaint, Samuel Ramos, Prof. José María Luján, licenciados Agustín Yáñez, J. Elola y Eduardo García Máynez

ESCUELA NACIONAL DE JURISPRUDENCIA
Proyecto: Arquitectos Alonso Mariscal y Ernesto Gómez Gallardo
Asesor: Licenciado José Castillo Larrañaga

ESCUELA NACIONAL DE ECONOMÍA
Proyecto: Arquitectos Vladimir Kaspé y José Hanhausen
Asesor: Licenciado Gilberto Loyo

ESCUELA NACIONAL DE COMERCIO Y ADMINISTRACIÓN
Proyecto: Arquitectos Augusto H. Álvarez y Ramón Marcos Noriega
Asesores: Contadores Públicos Wilfrido Castillo Miranda, Vinicio Anduaga y Roberto Trejo

ESCUELA NACIONAL DE CIENCIAS POLÍTICAS Y SOCIALES
Proyecto: Arquitectos Max Amabilis, Francisco Calderón y David Muñoz
Asesor: Ernesto Enríquez

FACULTAD DE CIENCIAS E INSTITUTOS
Proyecto: Arquitectos Raúl Cacho, Eugenio Peschard y Félix Sánchez Baylón
Asesores: Doctores Nabor Carrillo, Carlos Graef Fernández, Manuel Sandoval Vallarta, Alberto Barajas Celis, Alfonso Nápoles Gándara, Fernando Orozco, Alberto Sandoval, Ing. Ricardo Monges López y profesora Rita López de Llergo

ESCUELA NACIONAL DE ODONTOLOGÍA
Proyecto: Arquitectos Carlos Reygadas, Silvio A. MargáinGleason, Francisco Gómez Palacios y Jesús Aguilar
Asesores: Doctores Juan González Jáuregui, Fermín Reygadas Macedo y Enrique C. Aguilar

PABELLONES DE FÍSICA NUCLEAR, RAYOS CÓSMICOS Y GRAVITACIÓN
Proyecto: Arquitecto Jorge González Reyna
Cálculos y ejecución de la cubierta: Arquitecto Félix Candela
Asesor: Doctor Manuel Sandoval Vallarta

ESCUELA NACIONAL DE MEDICINA
Proyecto: Arquitectos Roberto Álvarez Espinosa, Pedro Ramírez Vázquez, Ramón Torres Martínez y Héctor Velázquez Moreno
Asesores: Doctores José Castro Villagrana y Maximiliano Ruiz Castañeda

ESCUELA NACIONAL DE CIENCIAS QUÍMICAS
Proyecto: Arquitectos Enrique Yáñez, Enrique Guerrero y Guillermo Rossell
Asesores: Ingenieros químicos Guillermo Cortina, Rafael Illescas y Manuel Madrazo

ESCUELA NACIONAL DE MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA
Proyecto: Arquitectos Fernando Barbará Zetina, Félix Tena y Carlos Solórzano
Asesores: Médicos veterinarios Daniel Mercado G. y Guillermo Quezada V.

INSTITUTO DE ESTUDIOS MÉDICOS Y BIOLÓGICOS
Proyecto: Arquitectos Domingo García Ramos y Homero Martínez de Hoyos
Asesores: Doctores Roberto Llamas y Máximo Martínez

INSTITUTO DE GEOLOGÍA
Proyecto: Arquitectos Luis Martínez Negrete, Juan Sordo Madaleno y José Luis Certucha
Asesor: Ing. Eduardo Schmitter Villada

ESCUELA NACIONAL DE INGENIERÍA
Proyecto: Arquitectos Francisco J. Serrano, Luis MacGregorKrieger y Fernando Pineda
Asesores: Doctor Nabor Carrillo, ingenieros Alberto Dovalí Jaime, Alfonso Barnetche, Alberto Barocio, Luis López Mascott, David Contreras, Rodolfo Mutz, Roberto Toscano y señor Lozano Díaz

ESCUELA NACIONAL DE ARQUITECTURA Y MUSEO DE ARTE
Proyecto: Arquitectos José Villagrán García, Javier García Lascuráin y José Alfonso Liceaga
Asesores: Escultor Ignacio Asúnsolo, Maestros Fernando Gamboa y Fernando Wagner, arquitectos Alonso Mariscal, Juan de la Encina y Ricardo de Robina

CLUB CENTRAL
Proyecto: Arquitectos Jorge Rubio, Eugenio Urquiza y Carlos B. Zetina

CAMPOS DEPORTIVOS
Proyecto: Arquitectos Mario Pani y Enrique del Moral
Asesor: Prof. Jorge Molina Celis

ALBERCA OLÍMPICA Y VESTIDORES
Proyecto: Arquitectos Félix T. Nuncio, Ignacio López Bancalari y Enrique Molinar
Asesores: Doctor Víctor M. Grijalva y profesores Pedro Álvarez G.y Manuel Herrera R.

FRONTONES
Proyecto: Arq. Alberto T. Arai

PROYECTOS TÉCNICOS
CARRETERAS Y ESTACIONAMIENTOS
Proyecto: Ingenieros Juan M. Durán, Jesús Domínguez, Edmundo Rojas González y Santiago Corro

PUENTES Y PASOS A DESNIVEL
Proyecto: Arquitecto Santiago Greenham e ingeniero Samuel Ruiz García

ABASTECIMIENTO DE AGUA Y ALCANTARILLADO
Proyecto: Ingenieros Alberto J. Flores y Alberto Barocio

ELECTRIFICACIÓN
Proyecto: Ingeniero Luis Mascott
Asesor Técnico: Ingeniero Octavio Sánchez Hidalgo

FORESTACIÓN Y JARDINERÍA
Proyecto: Ingeniero y arquitecto Luis Barragán e ingeniero Alfonso Cuevas Alemán

RIEGO
Proyecto: Ingeniero Jorge García Gómez

SUPERVISORES
Ingenieros Juan M. Durán, Jaime Diadiuk M., Mario Altuzarra, Armando Vega, Carlos Colinas, Armando Gutiérrez Villanueva, Luis Galindo, Sergio Ceballos, Vidal Alonso, Jesús Domínguez, Pedro Niño, Anastasio López, Leopoldo Lieberman, Eudoro Orozco, Ignacio Esteva, Felipe Gómez y arquitecto Hilario Galguera

JEFA DEL TALLER DEL PROYECTO DE CONJUNTO
Arquitecta María Stella Flores

ADMINISTRACIÓN Y EJECUCIÓN
Arquitecto Carlos Lazo, Gerente General Ingeniero Luis E. Bracamontes, Gerente de Obras Arquitecto Gustavo García Travesí, Gerente de Planes e Inversiones Wilfrido Castillo Miranda, C.P.T., Dirección de Administración Licenciado René Cacheaux, Departamento Legal Licenciado Almiro P. de Morantinos, Gerente de Relaciones














DECLARACIÓN COMO MONUMENTO ARTÍSTICO

El 18 de julio de 2005, en el marco de la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos, mediante decreto presidencial, publicado en el Diario Oficial de la Federación, el conjunto arquitectónico conocido como Ciudad Universitaria; fue declarado Monumento Artístico, considerando que:

• La Ley sobre Fundación y Construcción de la Ciudad Universitaria, publicada en el Diario Oficial de la Federación el día 6 de abril de 1946, declaró de utilidad pública la fundación y construcción de la Ciudad Universitaria para albergar las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México;

• El campus de la Universidad Nacional Autónoma de México, construido entre los años de 1949 a 1952, logra consolidar una interpretación nacionalista propia y es uno de los más notables ejemplos urbanísticos de México;

• Esta obra cumbre de calidad e innovación de la arquitectura mexicana, con gran despliegue y asimilación de avances técnicos, fue edificada tomando en cuenta las nuevas necesidades de esa casa de estudios, lo que permitió una profunda integración plástica, a cuya convocatoria respondieron arquitectos, ingenieros y artistas plásticos en cantidad y calidad sin precedente, para dar como resultado la adaptación de la obra al medio en un modelo urbanístico funcional;

• El elemento principal de este modelo urbanístico es un eje de orientación oriente poniente que se superpone de manera casi perpendicular al eje de la Avenida de los Insurgentes y, de esta forma, la Ciudad Universitaria, desde su concepción original, se conforma por dos grandes zonas que se ubican una al poniente de la Avenida de los Insurgentes, en donde se localizan las habitaciones de los estudiantes y el Estadio Olímpico y, la otra, sobre el oriente, en donde se ubican la zona escolar, los servicios generales, el centro cívico y los espacios para las prácticas deportivas;

• El campus de la Ciudad Universitaria presenta una solución urbanística por su tratamiento de grandes plazas, que evocan soluciones del pasado prehispánico, como elementos de articulación y distribución, así como por los criterios de zonificación y la asimetría dinámica del conjunto, que le confieren el carácter de testimonio invaluable del desarrollo de la arquitectura en nuestro país;

• Esta obra arquitectónica y urbanística, desarrollada por los arquitectos Mario Pani y Enrique del Moral, se puede incluir en el movimiento moderno que se caracteriza por el funcionalismo y racionalismo, que se inclina más a la estructura y al espacio, dando lugar a una síntesis entre las corrientes internacionales y algunos elementos tomados de la tradición, que constituye el ejemplo más representativo de la arquitectura moderna mexicana;

• La Comisión Nacional de Zonas y Monumentos Artísticos, en sesión celebrada el día 14 de diciembre de 2004, por unanimidad de sus integrantes, opinó a favor de que el campus de la Ciudad Universitaria, ubicado en Avenida Universidad 3000, Delegación Coyoacán, en la Ciudad de México, Distrito Federal, sea declarado monumento artístico, y

• El Gobierno Federal y la Universidad Nacional Autónoma de México coinciden plenamente en preservar el valor artístico y estético que por su configuración y características arquitectónicas reviste el campus de la Ciudad Universitaria.















RECORRIDO VIRTUAL





FUENTES DE INFORMACIÓN


http://www.comitedeanalisis.unam.mx/creacion_ciudad_universitaria.html

http://www.comitedeanalisis.unam.mx/participantes.html

http://www.comitedeanalisis.unam.mx/monumento.html

https://www.eluniversal.com.mx/galeria/destinos/ciudad-universitaria-de-la-unam-todos-los-lugares-que-debes-visitar#imagen-4

12 julio 2020

PROYECTOS GANADORES DEL CONCURSO NACIONAL DE IDEAS SUPERMANZANA TORRES DE LIMATAMBO - LIMA - Colegio de Arquitectos del Perú




INTRODUCCIÓN

Con más de 30 hectáreas y emplazado entre dos de las principales avenidas de la ciudad de Lima, se presenta el icónico Conjunto Residencial ―Torres de Limatambo‖, albergando a cerca de 17 mil vecinos del distrito de San Borja en aproximadamente 3100 departamentos. 

Representante de un nuevo estilo urbanístico de la década de los 80, el conjunto Torres de Limatambo se concibe como un complejo urbano compuesto por áreas residenciales, comerciales, equipamiento, áreas de estacionamiento y espacios de recreación.

En un contexto de apuesta por mayores espacios de encuentro y socialización, el concurso plantea la exploración de dichos espacios en el Conjunto Residencial, buscando generar propuestas que respondan a las necesidades actuales de sus residentes y visitantes, poniendo en valor una de las piezas arquitectónicas representativas de la vivienda social en el Perú.

En ese sentido, el concurso apunta a la mejora de los espacios públicos del Conjunto Residencial en su totalidad, incorporando nuevas tendencias urbanas que prioricen al peatón, los espacios de integración y la sostenibilidad, conservando su escala e identidad.

Cabe señalar que el presente concurso se enmarca en las políticas de desarrollo del distrito, las cuales, entre otras, buscan mejorar y consolidar la calidad de sus espacios públicos, tales como la implementación estratégica de supermanzanas, que buscan fomentar la caminabilidad y el disfrute de los espacios urbanos.



HISTORIA Y LUGAR

Durante el segundo gobierno del presidente Fernando Belaunde (1980-1985) periodo en el que se agudizan los problemas de inmigración en el país y se incrementa el déficit habitacional se creó la Empresa Nacional de Edificaciones (Enace), la cual entre otras, buscaría financiar y ejecutar la construcción de viviendas enmarcada en el Plan Nacional de Vivienda (PNV) 1980-1988.

Bajo la premisa principal de entrega de viviendas de manera descentralizada, se organiza Enace por unidades operativas en todo el territorio, presentándose la Unidad Operativa Lima destinada exclusivamente a Lima Metropolitana, existiendo incluso Unidades Operativas independientes por la escala de los proyectos, entre ellas estará la Unidad Operativa Limatambo, encargada del proyecto ―Torres de Limatambo‖.

Durante este periodo se construyeron diferentes unidades de vivienda, desde la habilitación de lotes con servicios básicos hasta la construcción de viviendas unifamiliares y multifamiliares en complejos habitacionales, destinándose mayores recursos a las clases medias.

En dicho contexto serán los arquitectos: Oscar Borasino, Manuel Ferreyra, Juan Gutiérrez, Diego de La Rosa, Reynaldo Ledgard y Hugo Romero, los encargados de desarrollar el proyecto Torres de Limatambo, el que asemejando una pequeña ciudad, se desarrollaría en torres de mediana altura organizadas en una traza ortogonal siendo acompañada por zonas comerciales, recreacionales y equipamiento.






OBJETIVOS

El objetivo del concurso es mejorar de manera integral los espacios públicos del conjunto residencial Torres de Limatambo, optimizando los espacios vehiculares
y propiciando la creación de mayores lugares de encuentro en beneficio de la comunidad.

A su vez, se espera que la propuesta de diseño urbano integre y converse con la arquitectura del lugar, generando un diseño innovador y armonioso, constituyendo además un referente para futuros concursos relacionados con el diseño de espacios públicos en el distrito.

SELECCIÓN DE GANADORES

El Colegio de Arquitectos del Perú (CAP) y la Municipalidad de San Borja anunciaron los proyectos ganadores del Concurso Nacional de Ideas “Supermanzana Torres de Limatambo”. Luego de evaluar las seis propuestas finalistas, el jurado otorgó:

A.- El primer lugar al equipo “Apie”. 
B.- El segundo lugar a “Súper perilla entramado Limatambo” C.- Mención honrosa a “Regenerando paisajes” .

El jurado calificador estuvo conformado por los arquitectos:

  • Reynaldo Ledgard Parro
  • Manuel de Rivero D’Angelo
  • Oswaldo Velásquez Hidalgo. 


Cumplieron la función de asesores el arquitecto Arturo Yep Abanto (Decano Nacional del CAP) y la arquitecta Solangel Fernández Huanqui, representante de la Municipalidad de San Borja.


PROPUESTAS GANADORAS

“Apie”, primer lugar del Concurso Nacional de Ideas “Supermanzana Torres de Limatambo”












El falló del jurado manifestó que el primer lugar “rescata del proyecto la conceptualización a partir de tres ejes: La permeabilidad del conjunto y tratamiento diagonal como nuevo eje de integración, la conexión de dos polos activos a través de un espacio común (alameda) y la priorización peatonal en todo el tratamiento; la propuesta además se integra y recoge el concepto original del conjunto. Se recomienda que se mejore el tratamiento de la Plaza Marquina y la reducción de estacionamientos”.

El equipo de “Apie”, conformado por Carlos Alberto Torres Flores, Renzo Luna Sarmiento, Armando Mayta Sanguineti, Carlos Jiménez Flores y Antonio José Garaycochea Castañón obtuvo el primer lugar en el Concurso de Ideas para las Torres de Limatambo.

Ellos consideran que el conjunto residencial es un modelo icónico en la capital, que si bien es relativamente exitoso, los 40 años de transformaciones físicas, sociales y económicas del barrio y la ciudad han traído consecuencias en sus dinámicas internas y la relación con el entorno.

Las torres han presentado además, los problemas asociados a los conjuntos modernos de vivienda en todo el mundo como es la desconexión con su entorno, la monotonía formal y la uniformidad social. A esto se suma que la propuesta original no se culminó, dejando algunos cabos sueltos que hoy contribuyen a generar situaciones complejas a resolver.


La propuesta de regeneración urbana parte de reconocer las principales situaciones que hoy afronta todo el conjunto y a través de su entendimiento, plantear estrategias claras que se combinen y complementen entre sí para lo que será un nuevo modelo de conjunto residencial contemporáneo, sostenible y con el vecino como protagonista.

Priorizando al peatón

Se plantea invertir la prioridad del espacio libre, dándole al peatón el protagonismo que le corresponde. Para ello, las vías vehiculares menores cambiarán a un solo sentido, con lo que se reducirá su sección, se ampliarán las veredas y se controlará la velocidad del automóvil. En tanto, se optimizará la disposición de los estacionamientos, permitiendo aprovechar al máximo el espacio libre para el recorrido a pie.

Asimismo, se propone abrir el supermercado hacia lo que es en la actualidad su estacionamiento, así como ampliar el centro comercial en niveles subterráneos para albergar restaurantes, gimnasio y parqueo, a fin de poder financiar la construcción de una gran plaza en la superficie, así como implementar equipamiento local como una biblioteca y una casa vecinal.

Esta operación y su extensión hacia el conjunto hará posible vincular los dos polos opuestos, pero al mismo tiempo los más activos como son el centro comercial y el poli deportivo.

SEGUNDO LUGAR: ENTRAMANDO LIMATAMBO








Del segundo lugar dijo que “valora el tratamiento propuesto para la integración de los espacios. La propuesta respeta también el diseño original y se integra al mismo. Se rescata la intención y creación de un espacio vecinal de encuentro abierto en la zona de integración al supermercado como polo de actividad en contraposición al polideportivo”.

El segundo lugar del concurso recayó sobre el equipo de “Súper perilla”, conformado por Renzo Joan Valencia Díaz, Pedro Alexander Mendoza Alva, Andrés Alfredo Reyes Godoy y Hitler Alfredo Gonzales Reátegui.

En su proyecto, el equipo señala que las Torres de Limatambo son un proyecto emblemático que se dio en una coyuntura nacional específica, como es la migración descontrolada del campo a la ciudad, en los años 80. En esa época, Lima sufría un déficit habitacional, mientras que la arquitectura del post modernismo dominaba la discusión a nivel internacional.

Sobre esa base, el proyecto plantea resolver el problema de vivienda generando una pequeña ciudad, de mediana altura, la cual estará provista de servicios tanto comerciales como recreacionales.

El diagnóstico del equipo es que, tras 40 años, los espacios públicos del conjunto de viviendas ha sufrido la embestida del tiempo. No obstante, consideran que es posible adaptarlo tanto a las nuevas normativas como a los flujos actuales y a los desafíos medioambientales de hoy.

Por ello, se realizó una revisión a los trabajos de grandes referentes en obras de macro manzanas en ciudades como Barcelona, Madrid o Nueva York. El análisis incluye conceptos contemporáneos sobre espacios públicos, a fin de proponer una intervención que tome tres puntos como premisas: continuidad espacial, aprovechamiento de espacios residuales (áreas de estacionamiento) y relación con el patrimonio colindante.

Nuevos espacios multifuncionales

La estrategia del equipo implica repotenciar el eje de la alameda de la arquitectura, estableciendo una tensión en sus dos extremos. En uno de sus polos, se trabajará el borde del polideportivo para mejorar la relación de la Huaca Limatambo con la plaza colindante.


Se plantea, como remate a la huaca, la instalación de un centro comunal a modo de pabellón abierto y multifuncional, el cual estará emplazado en el lugar que hoy funciona como estacionamiento del supermercado Metro. Con ello, se planea activar el flujo y así promover el comercio barrial actual y generar uno nuevo pero con escala más distrital.

Al mismo tiempo, se presenta una nueva pavimentación mucho más homogénea y que le da prioridad al peatón. Para ello, se desplegarán equipamientos y nuevos usos, complementando a los ya existentes. Un ejemplo de ello es la feria gastronómica itinerante, nuevo mobiliario e iluminación con tecnología renovable, aumento de vegetación de distinta escala y extensión de los huertos.

MENCIÓN HONROSA






En tanto, de la mención honrosa comentó que la propuesta “rescata el uso flexible del espacio, la creación de lugares de encuentro en el eje central y el manejo general de las áreas verdes; sin embargo, no es clara la reubicación de estacionamientos retirados en la Plaza Marquina (Zona foodtruck)”.


Los integrantes del proyecto que tuvo una mención honrosa está conformado por María del Pilar Winkelried Fernándes, Kevin Rafael Guerrero Valencia, Carlos Enrique Zambrano Bellido y Nicole Alexandra Hinostroza Naveda, del equipo Regenerando Paisajes.

FUENTES DE INFORMACIÓN TEXTUAL Y GRÁFICA










BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS