TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

31 julio 2018

Protectores solares , opciones de protección solar - Milagros BelgranoInspira (Metroscúbicos)







Un proyecto arquitectónico es como una persona: único e irrepetible. Esto quiere decir que no existe como tal una solución genérica cuando hablamos de insolación. Cada vivienda está construida en una latitud específica, con determinada orientación, tamaños de ventanas y materiales de construcción particulares. 

Aún las casas o departamentos construidos en serie tienen distintos requerimientos pues, a medida que cambia la posición del sol o el piso donde se encuentran, se modifican las condiciones de luz, entre otras cosas.

La recomendación es que antes de aventurarte a hacer cualquier modificación, tomes en cuenta lo anterior. Aquí te dejamos una lista de las opciones de protección solar más comunes, sus pros y contras para que elijas la más adecuada para tu caso:

Louvers.

Estos son, en pocas palabras, persianas que van por fuera, en la fachada. La gran ventaja de este sistema es que protege de los rayos del sol antes de que lleguen al interior del inmueble. Lo que pasa cuando colocas cualquier elemento por dentro, es que el sol, una vez que pasa el cristal, empieza a transmitir calor. En esos casos, proteges de la luz, pero no del calor. Los louvers, en cambio, evitan que el sol llegue al cristal. Ventaja: ahorros significativos en sistemas de enfriamiento mecánico (aire acondicionado), mayor confort térmico y lumínico. 

Su mantenimiento es casi nulo. Desventaja: son costosos por el tipo de material (resistente a la intemperie) y porque requieren instalación especial. Además, necesitas un estudio solar preliminar para determinar si te funcionan mejor horizontales o verticales y en qué ángulo de inclinación. Si quieres que sean móviles, es necesario un mecanismo de automatización para que los controles desde adentro, a tu gusto.

Voladizos. 

Son algo así como marquesinas, la diferencia es que estos no tienen la finalidad de proteger de la lluvia o del sol en los pasillos o en la puerta de la casa. Simplemente son una extensión de la losa por encima de la ventana con la intención de bloquear el paso de los rayos solares. Al igual que el ejemplo anterior, evitan el ingreso del sol al interior. Ventaja: es económico y de muy bajo mantenimiento. 

Desventajas: como es un solo elemento, generalmente tiene que ser largo. La longitud debe obtenerse con un cálculo solar sencillo, pues si el voladizo queda demasiado corto, no protegerá como debería y, si es demasiado largo, puedes tener problemas estructurales o quizá el espacio interior se oscurezca demasiado. Debes considerarlo al momento de usarlo en una obra de restauración para que no represente un costo adicional. Si se trata de una vivienda recién construida, debe realizarlo un trabajador capacitado.

Toldo. 

También conocido como brise soleil, es una alternativa ligera a los voladizos. De igual modo, para que protejan óptimamente, se requiere de un cálculo solar para determinar longitud. Puede incluir ceja o no. Ventaja: relativamente económico. Puede ser sólido semi permeable. Desventaja: hay que cuidar la apariencia exterior y, en caso de los edificios, probablemente no permitan su uso para un solo departamento. Dependiendo del material, puede ser durable o no.

Persianas interiores. 

Es quizá la alternativa más popular hoy en día. Ventaja: visten los interiores además de brindar protección. Existe una enorme cantidad de modelos y acabados, así como rangos de precio. La instalación es económica. Desventaja: una vez que el sol traspasa el cristal, el calor se transmite primero a las persianas y luego al resto de la habitación, por lo que no son muy útiles térmicamente. Si son oscuras, agravan la situación.


Cortinas. 

Han sido desplazadas últimamente por las persianas, aunque su funcionamiento es similar. Ventaja: económicas. Desventaja: baja durabilidad, limpieza regular necesaria.


Películas para ventanas.

Las películas autoadheribles se colocan en el vidrio. Lo ideal es comprar el vidrio ya con la película para garantizar un mejor acabado y calidad. Estas tienen un filtro de rayos infrarrojos y UV que protege la piel del usuario y evita que los objetos cercanos a la ventana se decoloren o maltraten por la acción del sol. Ventaja: es un excelente complemento para cualquiera de las opciones anteriores porque brinda una protección adicional. Limpieza y nulo mantenimiento durante el tiempo de vida. 

Si quieres una protección mayor, puedes adquirir un sistema low-e, compuesto por dos vidrios, el exterior con película solar, gas y una película reflejante intermedios. Desventaja: aunque reducen un poco la transferencia del calor, esta no es su función principal. Entre más oscuro es el tintex, mayor es la protección. Esto no va con cualquier proyecto arquitectónico, pues cambia completamente la apariencia exterior. No es recomendable como único sistema de protección, pues un espacio muy soleado lo seguirá siendo con o sin película.






















Fuentes:

Kien Truc Blog - Archirtecture and Design Ideas


No hay comentarios:

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS