TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

31 enero 2016

RESUMEN CRÍTICO DEL LIBRO: “INTENCIONES EN ARQUITECTURA” DE CHRISTIAN NORBERG-SCHULZ - ARQ. CÉSAR A. ARECHAGA MENDIBURU



Christian Norberg-Schulz,  noruego de nacimiento, se desempeñó como  arquitecto,  teórico e historiador, logrando importantes aportes en la reflexión teórica de la arquitectura en medio de una realidad  fuertemente marcado por el funcionalismo, la pérdida de los estilos y la ruptura con el pasado, todo ello, características intrínsecas del siglo XX. La teoría que Norberg-Schulz nos presenta en “Intenciones En Arquitectura” está basada en la búsqueda de la integración de todos los agentes intervinientes en la solución arquitectónica, dado que,  hasta su tiempo solo se había considerado factores como el arquitecto, los estilo y la naturaleza. Los factores que no habían sido considerados en la formulación de teorías de la arquitectura son, el cliente, la sociedad, la situación, la estructura. Norberg-Schulz quiere presentarnos y una forma de análisis de la arquitectura fundado en que esta es  producto del hombre y las condiciones en las que aparece. 

Comúnmente cuando se habla de arquitectura inmediatamente se piensa en el edifico, un público un poco más especializado piensa también en el espacio que es envuelto por el edificio, concluyendo en que la arquitectura está referida al edificio en su papel de envolvente del espacio. Ludeña refiere que este pensamiento podría corresponder  también al concepto de  escenografía, la cual, no llega ser arquitectura y donde envolvente y espacio llegan a ser también componentes de esta. Ludeña incorpora un tercer elemento indispensable para qué aparezca la arquitectura y esto es el hombre que la designara como tal tras percibirla.
  
Para Norberg-Schulz, el individuo también es el responsable de la valoración de la edificación y por tanto de asignarle su categoría. Diremos también que la edificación trasciende a su tiempo ya que en el devenir de este,  las cualidades que porta ya sean de uno y otro tipo, podrán ser valoradas o despreciadas por las generaciones  siguientes.

Según las épocas y el devenir de las nuevas teorías determinado edifico será representativo de los ideales de una comunidad o dejado de lado por no representarla. Fuera de la apreciación valorativa de la que hablamos, el edifico,  aceptado o no por la generación que lo contempla, siempre será testimonio de su tiempo. Queda así explicado que la arquitectura en una creación del hombre ya que sale de él, tanto de sus manos como de sus pensamientos y será valorada en función de que tan bien expresa las intenciones de sus creadores. 

Aclararemos aquí el uso de la palabra “creadores” usada en el párrafo anterior, cuyo plural puede ser confuso para el lector, yaque la costumbre hace pensar que la palabra debió ser creador, la cual haría referencia a un solo hombre, quizás el arquitecto. 

El sentido de este término se entiende cuando reflexionamos en las palabras de Norberg-Schulz las cuales nos indican que la arquitectura es fundamentalmente  producto de las necesidades de comunicación social del hombre y no solo  de sus necesidades de abrigo y refugio. Todas estas necesidades estuvieron presentes desde las más tempranas civilizaciones. Dar mayor altura a la cabaña del jefe de la tribu ya es un símbolo de autoridad y orden, la arquitectura al ser usada como signo es portadora de las intenciones humanas. 

La percepción será intermediaria entre el signo y su significado, será también la que nos permita construir nuestro propio mundo, dado que los objetos, según la ciencia, pueden ser de una manera, pero la percepción nos puede indicar otra, finalmente vivimos más de lo que percibimos que las descripciones de la ciencia. Siendo así y considerando a la arquitectura como signo portador de significado, esta participa de la creación de nuestro mundo percibido. Por todo lo dicho anteriormente queda explicado porqué Norberg-Schulz dice que la arquitectura es una creación humana. 

Ya teniendo claro que los signos dan arden a la sociedad y la arquitectura en misma es un signo también, ¿Qué orden puede lograrse con la confusión visual derivada de la pérdida de estilos? (hablando de lo sucedido en el siglo XX, pero haciéndolo extensivo al siglo XXI). Responderemos la pregunta indicando que con el pasar de los tiempos surgieron las tipologías como consecuencia del medio en el que se daban, siendo estas representativas de significados por medio de sus masas identificables y reconocibles. 


Entonces, si un arquitecto debe proyectar una iglesia, no debe concentrarse en el aprender cómo es esta sino más bien en el ¿qué es un iglesia?, dos maneras de asumir el reto. Los arquitectos que trabajan siguiendo la primera manera terminan por buscar su libertar creadora tratando de liberarse de los esquemas propios del estilo en aras de la creación del suyo propio. Los arquitectos que proyectan con la segunda manera deberán entender su sociedad y los signos transmisores de orden que esta requiere. 

Por tanto las tipologías son el resultado de las necesidades sociales para comunicar orden y no meros antojos de una tradición escasa de imaginación ni de la libertad creadora de los proyectistas. Esto se debe enseñar en las aulas, es lo que nos dice Norberg-Schulz casi al finalizar su libro. También nos dice que la primera lección para un estudiante de arquitectura debería ser que es la arquitectura, y no enseñar la búsqueda libre y creativa de ideales formales. Por su parte, la historia nos muestra el resultado de las cosas y no necesariamente abunden los buenos ejemplos.  

Con esto último, el autor también aclara que el estudio de las tipologías del pasado puede ser irrelevante, lo que se requiere es que el arquitecto aprenda a interpretar las necesidades simbólicas de su propio tiempo. De esta manera la arquitectura continuara con su ancestral deber de comunicadora de las intenciones del hombre. Por último, una arquitectura compatible con las intenciones por la que fue creada será más valorada que aquella que no lo logre, pues siendo de creación del hombre debe estar al servicio de este. Con esta teoría, la crítica encuentra un sustento más responsable.  








CÉSAR A. ARECHAGA MENDIBURU

RESUMEN CRÍTICO DEL LIBRO: “INTENCIONES EN ARQUITECTURA” DE CHRISTIAN NORBERG-SCHULZ.
TRABAJO REALIZADO EN LA MAESTRÍA EN CIENCIAS CON MENCIÓN EN HISTORIA TEORÍA Y CRÍTICA DE LA ARQUITECTURA. UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERÍA CURSO: TEORÍA DE LA ARQUITECTURA DOCENTE: DR. WILEY LUDEÑA URQUIZO



No hay comentarios:

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LOS ARTÍCULOS MAS LEÍDOS DE LA SEMANA

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS