15 marzo 2011

HABIA UNA VEZ UN MUNDO HABITABLE - Jorge Andrés Bitar




Los hombres insistimos en declarar que nuestras ciudades son mas o menos Habitables que las demás, pero muy pocas personas se preguntan a ciencia cierta que es Habitable, y mas allá cual es el significado de la palabra Habitar, en un sentido técnico habitar es el acto de Vivir e interactuar con el espacio. 

Una definición seca y sin sentido pues deja mas interrogantes de las que soluciona, al leer esa definición uno puede preguntarse ¿Que es Interactuar con el espacio?,  ¿de que maneras es capaz el hombre de habitar?, ¿Qué define la capacidad de habitar un espacio? Y por ultimo ¿Qué es realmente habitar? En este ensayo tratare de dar mi interpretación a estos pensamientos.



¿Qué es Habitar?
“solo los hombres son capaces de habitar. Habitar es un Arte. Únicamente los seres humanos aprenden a habitar. La casa no es una madriguera ni un garaje.” Esta frase, con las que  abre Iván Illich su ensayo “La Reivindicación de la Casa”, nos dan a entender que el Habitar no es lo mismo que vivir, los animales viven sin modificar su espacio, comen donde la naturaleza les provee el alimento, duermen donde la naturaleza les provee resguardo, al morir solo unos pocos huesos que desaparecerán en cuestión de días marcaran la existencia del animal. 

Por otro lado lo los seres humanos son capaces de modificar su entorno, haciéndolo suyo, conquistando la naturaleza y la tierra, haciéndose amos y señores del planeta, construimos ciudades para resguardarnos donde nos conviene resguardarnos, sembramos campos para alimentarnos donde deseamos cosechar, no donde la tierra no donde la tierra nos lo permite, cambiamos el paisaje para que demuestre al morir que habitamos bajo el cielo, las pirámides nos recuerdan todos los días los faraones habitaron en Egipto, las ruinas de Creta y Pompeya son prueba fehaciente de que los Griegos habitaron el mediterráneo, incluso de una manera macabra el agujero en Ground Zero en Nueva York es un recordatorio permanente de que el Al Quaeda habito en este planeta.

Pero con la expansión de las ciudades y la perdida de la individualidad para darle poder a las masas de habitantes de una ciudad, de un departamento o de un país lentamente se pierde la capacidad de habitar, pues en un mundo donde todos somos iguales es cada vez mas difícil dejar huellas reales que perduren para probar que fuimos alguna vez habitantes de este mundo, ¿Cómo habitar? esa es pues la siguiente pregunta lógica a hacerse en este desarrollo de ideas.


¿Cómo habitamos?

Desde un punto de vista científico existen 5 maneras en que los organismos viven y “Habitan” en la tierra estos son el sedentarismo, el Nomadismo, el parasitismo, el simbiotismo y el Migracionismo. El sedentarismo es permanecer, adaptarse a un lugar y hacer que este se adapte al ser y es por mucho la manera mas común de vivir que adopta el ser humano, se asienta en una casa, vive en ella por la mayor parte de su vida toma de su entorno lo que necesita y cuando deja el mundo su prole tomara su lugar repitiendo el ciclo, formando comunidades, permitiéndonos establecer sociedades.

El Nomadismo por otra parte es lo contrario al sedentarismo, el ser se mueve constantemente jamás llamando hogar al sitio donde habita, toma de su entorno aquello que necesita y en cuanto el entorno deja de proveerlo parte en busca de nuevos horizontes, jamás regresando a donde ya no le conviene, sabiendo que el sitio que deja yo no le proporcionara mas aquello que necesita o anhela.

El Parasitismo y el Simbiotismo son en esencia similares, ambos incluyen que el ser viva de su relación con los demás seres que le rodean, la diferencia yace en las consecuencias, mientras que el parasito devora a su hábitat sin compasión tomando todo lo que puede sin proporcionar nada a cambio de aquello que le es dado, el Simbiote toma aquello que le es necesario pero le proporcionar a su hábitat cosas que este puede utilizar para crecer de la misma manera que el lo hace, volviéndose fuertes mutuamente, mejorando constantemente. 


Estas maneras de habitar son fáciles de identificar en las relaciones intrahumanas, que muy a menudo, son mas similares a la vida salvaje de lo que nos gustaría admitir.

Por ultimo existe un punto casi intermedio entre todas las anteriores y este es el migracionismo, una manera de habitar sin permanecer al igual que el nomadismo, pero con la esperanza de volver, sabiendo que cuando el entorno no puede dar mas es necesario moverse, pero que algún día el hábitat que se abandono dejara de ser estéril y puede volver a proveernos, generando un ciclo de idas y venidas para aprovechar de la mejor manera el espacio en los mejores momentos de este.

Aun así ninguna de estas maneras de habitar “Biológicamente” nos asegura dejar huella a los seres humanos, simplemente nos ayudan a definir la manera en la que afrontamos nuestros hábitats así que si como dice en su ensayo “hacer vivienda, ¿construir o habitar?” El arquitecto Jorge Bitar Ramírez citando a Martin Heidegger “habitar es la manera como los mortales son en la tierra y el construir como habitar se despliega en el construir que cuida el crecimiento y en el construir que levanta edificios”  y ya habiendo llegado a la conclusión de que en un mundo de igualdades es imposible modificar aquello que se nos da construido, ¿como podemos los hombres habitar en la tierra? 

La única respuesta lógica es como podamos, en donde podemos, en aquellas pequeñas cosas, hoy en día el hombre habita en la sala de su casa, en su habitación, en su oficina, en aquellos lugares donde la igualdad no puede entrar, donde el hombre moderno aun es un ser humano y no un numero estadístico, y así pues los hombres de la era de las comunicaciones debemos habitar en los pequeños espacios, en nuestras habitaciones privadas donde podemos decorar a nuestra voluntad, mostrándole al mundo quienes somos, cuales son nuestros gustos, también podemos habitar en nuestra persona, vestimos como deseamos ser vistos, nos peinamos de manera que nuestro estilo se vea reflejado, escogemos ropas que muestren nuestra manera de ser, somos en ultima instancia nuestro mas perfecto habitáculo. 



También podría decirse que esta era digital nos provee un área de habitabilidad que nunca antes pensamos posible, hoy en día es posible habitar fuera de nosotros, habitar en la Red. A través de las redes sociales, juegos en línea, foros, blogs personales y demás espacios de opinión publica podemos dar a conocer al mundo una existencia que de otras maneras seria imposible mostrar, pensamientos, gustos, ideas, todo aquello que forma nuestro hábitat se puede trasladar a una extrapolación virtual de nuestras vidas, al punto que para conocer casi perfectamente a muchas personas solo hace falta hoy en día por dedicarle 30 minutos a su perfil de Facebook para sacar conclusiones tan exactas como cual es su comida favorita.

Habitamos, es un hecho, los seres humanos necesitamos de habitar pues a diferencia de los demás animales necesitamos asegurarnos de que nuestro legado continúe una vez dejemos este mundo, pues al no estar seguros de que nos espera mas allá del umbral de la muerte lo único que nos queda por seguro es que si habitamos de una manera lo suficientemente maravillosa para ser recordados por unas pocas personas, al menos nuestro espíritu, vivirá por siempre.



Jorge Andrés Bitar es estudiante de Arquitectura de la UNIVERSIDAD FRANCISCO DE PAULA SANTANDER de la ciudad de Cúcuta Colombia,  con interés en temas Urbanos y de Arquitectura, quien ha participado en varios concursos de Arquitectura, con experiencia en Taller de Diseño y desarrollo de modelos tridimensionales y construcción virtual en ARQUIBITAR ARQUITECTOS desde hace 5 años, combinando lo aprendido en la Academia y la experiencia adquirida en la empresa entendiendo que todo proyecto arquitectónico debe estar sustentado en bases teóricas, filosóficas e históricas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

PUEDES DIFUNDIR APUNTES EN TU BLOG

PUEDES DIFUNDIR APUNTES EN TU BLOG
UTILIZA ESTA IMAGEN

LOS MAS LEIDOS DE LA SEMANA...

ELLOS TAMBIEN LEEN APUNTES AHORA... MIRA DESDE DONDE ?