TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

15 noviembre 2009

Aún esta ahí, la paradoja de la Avenida Camacho en La Paz - Arq. Rocivel Oblitas (Bolivia)





Cuando hablamos de Patrimonio, muchas veces nos viene a la cabeza, la herencia del pasado, sin una relación efectiva con el presente, por relacionar el tema patrimonial con un supuesto pasado, caracterizándolo de inmóvil, ininteligible, o como una referencialidad, solamente retórica, memorística, o finalmente inexistente. Estableciéndose de esta manera, una comprensión de la historia , desde una perspectiva lineal, que inevitablemente conduce a suponer que el presente debe rebasar siempre lo pasado, aún más, debe ser diferente, consolidando, a partir de esta percepción ,una lógica antagónica y separada, entre ,pasado inútil vrs. presente útil, antiguo vrs. moderno, retraso vrs desarrollo. Suponiendo, que las acciones de este presente, prescindan de una reflexión y una interpretación de lo que denominamos pasado. Es decir afirmándose el paradigma, basado, en la idea de alcanzar un estado de mejoría ,en la medida de alejarse de lo pasado, hacia la búsqueda de un estadio futuro alcanzable y de “calidad”.

Esta concepción lineal de la historia, sin duda, es parte integrante de nuestras sociedades , muy enraizada en el proceso de finales del siglo XIX, que al calor de la revolución industrial, tuvo influencia significativa. Corporizada en el paradigma de la denominada Modernidad, presente en la historia del siglo XX. Olvidando que esa concepción fue parte también de políticas públicas dominantes, donde se estableció el orden de países desarrollados y no desarrollados, organizando sociedades bajo estas referencias: capacidades materiales, capacidades mentales, que dentro esos parámetros muchos países, casi no llegaban a ser sociedades. Situación que también supuso una inmediata relación de dependencia con aquellas sociedades denominadas “desarrolladas”, no solamente en un sentido político, sino también desde una perspectiva de organización social de manera evidente, e implícitamente desalojando las posibilidades de reflexión, auto organización, de estas sociedades llamadas tercer mundistas.

Ahora bien esta reflexión trata de explicitar ¿que? supone esa percepción lineal, desarrollista, progresista, que se tiene de la historia, concebida solamente desde un ámbito abstracto y cuan lejos se encuentra de búsqueda de gestionar transformaciones al interior de una ciudad, en permanente proceso, y con múltiples cambios ,no suscitados por un orden abstracto, sino en constante movimiento. Donde las categorías de pasado, presente y futuro se dan en un mismo momento.
En este caso me referiré a la gestión edil de la ciudad de La Paz, para comprobar, que aún se encuentra fuertemente enraizada, una comprensión lineal, estática y abstracta, que limita las posibilidades de dialogar de maneras diferentes y de abordar las necesidades que subyacen a una ciudad.

Para ello, haré referencia a la intervención en la Av. Camacho (1), la cual tuvo una inversión económica considerable, en el trabajo de ingenierías para el reacondicionamiento de los requerimientos que son precisados por las instituciones y el carácter que estas tienen en el ámbito especialmente financiero. Sin embargo, esta intervención además de esa consideración, debió también relacionarse con el grado de importancia en términos de interpretación histórica, de valoración y proyección urbana, sobre la cual se asientan edificaciones de arquitecturas representativas de la Modernidad

Edificaciones que estuvieron atravesadas por ,el ideal de tener como parámetros las categorías de funcionalidad, normalización, estandarización, y su estética relacionada a estas, propias a esa mirada en la que fueron proyectadas .Pudiendo incorporar un trabajo especializado, para la implementación de un mobiliario urbano ,acorde a las proporciones, un uso de materiales con refencialidad inexcusable a el entorno intervenido, para lograr una revitalización integral, no solamente en su concepción ingenieril, la cual es dable e importante sino también considerando lo mencionado. 
La presencia de refugios de apariencia colonial nos remite a comprender la ausencia de una comprensión e interpretación de los lenguajes que subyacen a todo entorno arquitectónico urbano.

El uso indiscriminado del color , jardineras emplazadas en la necesidad únicamente de delimitar, restringir, condicionar la circulación de los peatones, con acabados idénticos a los que se ven a diario en cualquier espacio publico de esta ciudad .Casetas de venta al borde de la calzada exhibiendo una disposición forzada de emplazamiento, denuncian todos estos elementos la ausencia de referentes al conjunto ,obligación inexcusable ya que se debió considerar, la presencia de edificaciones de valor patrimonial -expresada solo como afirmación, de parte de la gestión municipal- características que la hacen particular con respecto a otras avenidas.

Esta intervención plantea formularnos ¿por que fue asi?, estableceremos, dos posibles hipótesis, siendo estas las siguientes:


La posibilidad de pensar, la ausencia de un equipo para intervenciones de estas características, que tenga como misión aportar su formación académica y profesional, lo cual , resulta poco cierta, por la presencia de una unidad relacionada a patrimonio en dependencias municipales.


La otra posibilidad es suponer que subyace en la mirada de esta gestión municipal una visión de ciudad solamente abstracta, sometida a una visión técnica en función de resultados de invertir e intervenir desde una perspectiva instrumental, ausente en la gestión, para la participación de organizaciones relacionadas al tema urbano, patrimonial, resultan ser prescindibles.

Resulta paradójico que esta mentada idea de progreso vrs pasado, que materializó, proyectos arquitectónicos y urbanos el pasado siglo, no sea valorado o incorporado por parte de aquellos que en la actualidad expresan la defensa de una mirada progresista, heredada de la Modernidad, y que en la acción concreta de la intervención que se hizo a la Av Camacho , sea ignorada.


Es decir los herederos y defensores mediáticos de esa visión, no son capaces de interpretar y promocionar en sus intervenciones lo que dicen ser. 
Visibilizando la falta de coherencia no como el problema sino, las implicaciones que supone esta, que se trasladan a la corporización de la ciudad.

Para hablar de Patrimonio no es necesario contraponer visiones desde una perspectiva inmutable, permanente, inmóvil solamente lógica ,pues la defensa del Patrimonio resulta ser finalmente la defensa de todos los tiempos, ya que vivimos el pasado, presente y futuro en un mismo tiempo, donde nuestra vivencia forma parte de nuestra propio pasado y futuro al mismo tiempo.

Cuando el PDM de la actual gestión municipal estableció como ejes estratégicos el programa Revive el Centro justifico en sus acciones “revertir el proceso de deterioro del Centro de la ciudad de La Paz mejorando la oferta cualitativa y cuantitativa de espacios públicos”, incumpliendo sus propios objetivos, pues al remitirnos a ellos podremos decir que la calidad fue ignorada.


Si se considera que la democracia representativa elige a las autoridades que gestionaran intereses de una colectividad, solamente basada en ella y en ausencia de una democracia participativa que por derecho poseen los que habitan esta ciudad, podemos prever lo que pueden provocar; inversiones mal utilizadas, deterioros incorregibles, daños irreparables de carácter simbólico, depreciación de la calidad y de cada uno, de los que habitamos y recorremos cotidianamente esta ciudad.

Finalmente las experiencias de ciudades que interpretan, explicitan, gestionan sus particularidades son las que podrían asumir un rol competitivo en rubros turísticos, comerciales y que potencialmente pueden ser aptas para mejorar las “condiciones de vida” que son motivo de constantes justificaciones de las acciones que viene desarrollando el Municipio paceño. Lo que nos obligara a preguntarnos, ¿que significado tiene para los munícipes “condiciones de vida”?, motivo seguramente de una otra reflexión.

Me quedara decir que esa intervención ya atravesada no se fue, esta aún ahí, por una cantidad de décadas posiblemente, desafiando a algunos, para el auto convencimiento, "que esta bien nomás", "que eso es lo posible" y a otros ante su paso motivara la reflexión, concluyendo, que también de esos actos desfavorables se puede aprender.

Arquitecta Rocivel Oblitas M.

No hay comentarios:

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LOS ARTÍCULOS MAS LEÍDOS DE LA SEMANA

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS