TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

31 mayo 2016

Buenas Prácticas Ambientales en la Construcción - Manual completo






El sector de la construcción forma parte de una de las principales actividades socio económicas del país, dado que es de fundamental importancia en cuanto a la gran cantidad de mano de obra que ocupa, tanto en obras públicas como privadas.

La rápida expansión de los últimos años, principalmente del sector privado, ha generado una multiplicidad de afectaciones al medio ambiente, principalmente a los vecinos y al funcionamiento general de la ciudad, apoyado en varios factores.

En líneas generales, las consecuencias derivadas de la ejecución de obras son comunes tanto en obras privadas como en obras públicas. Sin embargo, se presentan características distintivas entre ellas, por lo que las recomendaciones presentadas en el presente Manual apuntan al primer grupo, ajustándose a las características y escalas de los emprendimientos.

Este Manual constituye una propuesta de buenas prácticas relacionada con la normativa ya existente. Por eso, no es limitativo ni taxativo, y queda abierto a nuevos aportes. Las consideraciones presentadas se limitan a la fase de ejecución de obras, pero no se incluyen las etapas de proyecto que dan origen a la misma, ni la de su uso final.



BUENAS PRACTICAS AMBIENTALES

Las Buenas Prácticas Ambientales para el sector de la construcción son herramientas de simple aplicación, de concreta utilidad y de bajo costo específico. Colaboran en la disminución de los costos directos, aumentando la eficiencia del consumo de materiales e insumos y el rendimiento de la mano de obra. Con estas prácticas, se obtienen resultados rápidos y concretos, contribuyendo siempre a alcanzar el objetivo fundamental del desarrollo sostenible.

Las buenas prácticas desarrolladas en este Manual son aplicables desde el momento en que se define la organización de la obra y a lo largo de todo el desarrollo de la misma. Abarcan tanto algunas que son comunes a todas las etapas (limpieza, volquetes, obradores, baños químicos, instalaciones sanitarias transitorias, etc), y otras específicas de cada rubro involucrado.

Se hace referencia a los impactos producidos en cada momento de la obra, sus consecuencias y mitigaciones. No se incluyen las tareas desarrolladas por proveedores fuera del ámbito de la obra (fabricación de aberturas, elaboración de hormigón, fabricación de artefactos sanitarios, etc.). No obstante el objetivo superador es lograr que todos estén involucrados.

Estas indicaciones se suman a las responsabilidades del constructor y, a partir de él, a todo el personal que actúe bajo su dirección. Los objetivos que se pretenden alcanzar con la implementación de las Buenas Prácticas son:

• Reducir el consumo de los recursos naturales tales como agua, energía en general, etc.

• Disminuir de la cantidad de residuos producidos y facilitar su reutilización.

• Reducir las emisiones a la atmósfera, los ruidos y los vertidos de efluentes y/o productos químicos.

• Racionalizar el consumo de las materias primas utilizadas en la obra y reducir los costos.

• Informar, formar y sensibilizar a los clientes, trabajadores y proveedores acerca de las prácticas medioambientales correctas.

• Disminuir la afectación a terceros.

• Mejorar la competitividad de la empresa y su imagen social ante la opinión pública, trabajadores y proveedores.

En líneas generales se pretende que la adopción de Buenas Prácticas Ambientales permitan al Constructor optimizar la gestión total de la obra.







No hay comentarios:

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LOS ARTÍCULOS MAS LEÍDOS DE LA SEMANA

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS