TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

22 noviembre 2015

Centro de día en Guardamar, Alicante España - Antón, Asencio, Mirralles, Ortiz Arquitectos


Datos
(architect) . Beatriz Antón, José Miguel Asencio, Rafael Miralles, Luis Ortiz 
(location) . Guardamar, Alicante, España
(client) .EPS UA
(status) . ARQUITECTURA/PROYECTO
(data) . PROYECTO 2015
(scale) . GRANDE






Este proyecto se desarrolla en la ciudad de Guardamar del Segura, en la provincia de Alicante. Esta localidad, de la misma forma que en la mayoría de la costa, se expandió hacia al mar en la segunda mitad del siglo pasado para buscar una economía basada en el turismo. 

La zona sobre la que se trabaja comprende la mayoría de la primera línea edificatoria del paseo marítimo. La arquitectura está fuertemente marcada por la temporalidad. El proyecto investiga qué aspectos influyen en los modos de vida del lugar, de cómo la arquitectura es partícipe y posibles formas con las que se puede intervenir.



5-Mapa Fenomenológico




La temporalidad es quizás uno de los aspectos más notorios, durante los meses no vacacionales un pequeño paseo por la zona nos hace ver el fuerte decrecimiento de la actividad económica y residencial, lo cual ocurre en muchos municipios costeros. 

Esto nos lleva a pensar que el modelo económico basado en el turismo no sea tan exitoso como puede ocurrir en Benidorm (que sería una de las excepciones). Por tanto existe una problemática, una problemática que debe ser analizada para poder encontrar un objetivo de proyecto que se ajuste al contexto arquitectónico. 

El análisis de la problemática se hace a tres niveles: tipológico, vivencial y atmosférico.


En primer lugar el análisis de las tipologías edificatorias y urbanísticas es vital para entender qué tipo de usuarios pueden vivir aquí durante los meses de verano, si se trata de familias. A nivel urbanístico el modelo utilizado era de bloques cerrados dispuestos perpendicularmente al paseo, no se seguían modelos más usuales como las torres.



Toda esta información debía ser censada a través de algún medio para poner en valor los resultados y para poder comprender mejor a grandes rasgos de qué forma viven las personas, cómo se organizan e este tipo de arquitecturas. Se valoraban el número y tipo de estancias de cada vivienda, el tipo de escaleras (exteriores interiores), los balcones (si permitían la comunicación o eran privados) y las clases de cubiertas.



Por otra parte, el aspecto vivencial busca conocer de primera mano cómo entienden los habitantes la forma de vivir en el Paseo Marítimo. Para ello se realizó una acción para llamar la atención de las personas que había un día cualquiera durante el periodo no vacacional. Se decidió hacerlo de esta forma para que las personas se involucraran más en el proceso de recogida de información. 

La acción consistía en la organización de pequeñas partidas de dominó en el paseo, de forma que cada vez que uno de los participantes realizaba una jugada tenía que contar algún aspecto relevante sobre la forma de vivir en el lugar.


Por último, quisimos incluir un análisis de ciertas cualidades atmosféricas, ya que tendemos a obviar los aspectos ambientales en un contexto arquitectónico. Y lo reducimos a un análisis de cómo son las vistas o el soleamiento. 

En nuestro caso las condiciones atmosféricas no sólo vienen dadas por la ubicación sino también por la propia arquitectura existente, que modifica las condiciones atmosféricas, que son distintas por ejemplo dentro de un patio a cómo son en la calle, o si por el hecho de estar junto a una ventana de un aparcamiento subterráneo nuestra temperatura corporal va cambiando. Los aspectos analizados fueron las corrientes de viento y cómo arrastraban la arena hacia las calles y cómo la humedad influye en los hábitos domésticos.




A raíz de los resultados obtenidos nos dimos cuenta de que la fuerte temporalidad que enmarca este lugar hace que, incluso por parte de los residentes nativos de Guardamar, el Paseo Marítimo quede relegado a un segundo plano y sólo exista actividad durante las vacaciones. Sin embargo sí que existen usuarios que viven aquí durante todo el año, y que además hay otros usuarios que vienen a realizar excursiones al paseo. Y además, lo cual era algo esperable, son en mayoría personas de la tercera edad.

De modo que se vio que la forma de poder revitalizar el Paseo Marítimo era transformándolo en un gran centro de día disperso en la zona para turismo especializado en la tercera edad para este periodo de tiempo. De forma que en los meses de verano se permitiera a lo que ya existe.



Las actividades propuestas, además de la residencia y la atención sanitaria, van a plantearse a lo largo de toda la zona de forma dispersa. Algunas de ellas estarán dirigidas por los propios residentes, expertos en alguna de ellas, como la pesca. Las actividades además estarán gestionadas a través de una aplicación móvil. 



A nivel de diseño, se van a desarrollar dos tipos de actividades que trabajan escalas grandes como escalas pequeñas. Las primeras se hacen a modo de microcirugía arquitectónica, modificando espacios interiores y las segundas a un nivel más global, desde la adaptación a lo preexistente hasta la ampliación del mismo.








A pequeña escala se desarrollan los espacios de ocio para los residentes temporales. Dentro de una vivienda se plantean cambios en la disposición de las estancias, de forma que puedan volver a su estado original y que sean más versátiles mediante paneles móviles y separadores. Dando lugar al Casino para la Tercera Edad del Paseo Marítimo. Por otra parte uno de los patios por su geometría y disposición de los balcones se convierte en un corral de comedias.


A una escala mayor se desarrollan las actividades relacionas con el cuidado del cuerpo y del deporte. El paseo se amplía con un brazo que sale hacia el mar donde se ubican piscinas, con agua marina y zona de paseo, se trata de un balneario marino que se integra con el espacio público preexistente. Junto a él, en uno de los edificios se vuelve a la pequeña escala, donde también se modifican los espacios interiores para dar lugar a las saunas y zonas descanso del balneario.







Y por último, en cuanto al deporte, también se recurre una escala mayor, pero esta vez, los espacios y las infraestructuras se ubican rodeando una de las manzanas y aprovechando sus espacios aparentemente sin uso, como los aparcamientos y las cubiertas. 

Uns gran plataforma a modo de banda de Moebius recorre todo un edificio para que se pueda utilizar como circuito bici, donde se producen cambios en la temperatura corporal debido a las condiciones atmosféricas. El circuito está pensado para aprovechar estas condiciones y para llegar a lugares estratégicos desde los que se puede disfrutar de unas buenas vistas o realizar una barbacoa.

No hay comentarios:

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LOS ARTÍCULOS MAS LEÍDOS DE LA SEMANA

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS