TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

31 enero 2015

¿Cómo vivir sin aire acondicionado?: Casas colmena




Sabias que… los edificios, tanto comerciales como residenciales, consumen un 40 por ciento de la energía hoy en día, siendo responsables por el 70 por ciento del consumo de electricidad emitiendo así la mayor parte de gases contaminantes como el CO2 causantes del calentamiento global. La mayor parte de esta energía es desperdiciada o mal usada en sistemas de aire acondicionado o sistemas de calefacción.

Porqué no tomar el ejemplo de una cultura milenaria como el pueblo Sirio y mirar la construcción de lo que llaman casas colmena. En Siria se acostumbra a construir casas en forma de colmena, son estructuras cónicas de ladrillos de barro encaladas con una sola puerta y sin ventanas que conservan una temperatura constante ante el calor y el frío.




Estos hogares tradicionales se realizan con materiales naturales, como ladrillos de barro, que ofrecen una gran defensa contra las fuerzas de la naturaleza. Los muros de ladrillo de barro espeso atrapan el aire fresco y mantienen el sol fuera. Las cúpulas de estas estructuras cónicas recogen el aire caliente que genera los propios habitantes y mantienen el interior acondicionado a temperaturas entre los 24 grados centigrados.

Por supuesto que no vamos a construir una casa de este tipo para convertirlo en nuestro hogar, pero de seguro son una fuente de inspiración, sabiendo que civilizaciones milenarias resolvieron sus problemas de tempertaura sin usar una gota de petroleo.








Las casas de abobe de Turquía

Las viviendas se construyeron con barro y paja por la falta de madera hace 2.000 años


Según lo escribe Raquel G. Risco desde Madrid, Al sudeste de Turquía, por la carretera de Akçakale se sitúa Harrán, sobre una árida llanura en la que se diferencia un pequeño pueblo de casas cónicas de adobe construidas a modo de colmenas. Hoy son un atractivo turístico.



Disponiendo de pocas opciones de materiales locales de construcción, los habitantes del desierto de Siria han adaptado el diseño de sus viviendas de adobe para soportar fuertes heladas en invierno, un calor sofocante en verano y ocasionales lluvias torrenciales.

Diseñadas exclusivamente para climas desérticos, estas casas de adobe tradicionales mantienen la temperatura interior entre 24ºC y 29ºC mientras que la temperatura exterior varía entre los 55ºC de día y 15ºC de noche. Las altas cúpulas recogen el aire caliente para alejarlo de la zona habitable e incrementando el confort de las personas que viven dentro.

El diseño está inspirado en las colmenas de abejas: tienen pocas aperturas para evitar la entrada de aire caliente en verano y aire frio en invierno. La superficie continua de la cubierta disminuye la zona expuesta al sol y su pendiente evacua el agua de lluvia con rapidez, antes de que los ladrillos de adobe puedan absorberla y degradarse.

El levantamiento de los gruesos muros de adobe no requiere mano de obra especializada, la forma cónica no presenta dificultades estructurales, por lo que no requiere refuerzos y el coste de construcción es mínimo.





Harran, también deletreado CARRHAE romano, aparece con frecuencia en la Biblia como enclave estratégico entre Siria y Antioquía, pero su importancia fue incluso mayor en épocas anteriores. Durante el reinado de Assurbanipal, la ciudad fue una de las más destacadas del imperio asirio.

Hoy, la localidad no es más que un hito turístico en el camino de diversas rutas turísticas por Antioquía y la península de Anatolia que conserva una cincuentena de casas de barro cuyos tejados cónicos parecen termiteras.

El templo dedicado a Sim, el más grande de toda Mesopotamia, estaba aquí pero no ha llegado hasta la actualidad. Cuenta la historia que Caracalla, emperador romano, quiso someter el templo al palacio de Roma y acabó muerto en manos de Macrino, que sería emperador en el año 217.



Pero las casas de adobe sí, y habitadas. Miden entre cuatro y cinco metros de altura, y fueron construidas con barro y paja por falta de madera en la región hace 2.000 años.

El adobe es una mezcla de arcilla, arena y paja, materiales abundantes y baratos que reúnen una serie de ventajas estéticas y ecológicas. Además de darle a las casas un aspecto suave y agradable, el adobe supone un bajo consumo de energía, pues las viviendas son más frescas en verano y más cálidas en invierno en comparación con las de ladrillo.


El adobe sigue siendo un material de construcción en decenas de países. En España, el tapial y el adobe han constituido la base constructiva de centenares de localidades, especialmente del centro peninsular.




No hay comentarios:

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LOS ARTÍCULOS MAS LEÍDOS DE LA SEMANA

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS