TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

15 julio 2010

TERRORISMO VISUAL EN LA CAPITAL DEL PACIFICO - Virgilio Freddy Cabanillas




Lima es una de las pocas ciudades de Sudamérica que ostenta el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad. Desgraciadamente, pocas veces nuestras autoridades han estado a la altura de tan pomposo como certero título. Para los que caminamos cotidianamente por el Centro Histórico, es lamentable ver el descuido de la ciudad: fachadas asquerosas y/o pintadas por sectores con colores diferentes, techos con desperdicios o con informales construcciones disonantes, balcones en peligro, balaustradas y cornisas en proceso de destrucción, casonas apuntaladas como sea, esculturas mutiladas, urinarios públicos permanentemente consentidos, humo contaminante de carros que han pasado por “revisiones técnicas”, algunas restauraciones de nunca acabar, etc. Antes sólo nos quedaba lamentarlo, no podíamos esperar soluciones a estos problemas en un país agobiado por carencias económicas. Sin embargo, hoy tenemos derecho a exigir atención al patrimonio arquitectónico-artístico de la ciudad, ya que es evidente que dinero es lo que sobra. Hemos visto que por decisión política se han renovado numerosas pistas en toda la ciudad, se están “remodelando” plazas, han colocando adoquines colorados en las veredas del Centro Histórico, se invierte generosamente en la colocación de farolas plateadas, etc. 

En toda gestión hay prioridades. Si la ciudad tiene dinero para su ornato, éste debe emplearse principalmente en la conservación de su arquitectura y escultura monumental. Es absurdo lo que pasa hoy en Lima, tenemos calles con veredas nuevas, pero al alzar la vista vemos las casonas y balcones en riesgo de derrumbe. Cierto que muchas de las construcciones son de propiedad privada, pero es evidente que sus dueños no las van a recuperar -por desinterés o por carencia de medios económicos-, entonces es imperativa la intervención de las autoridades. Si es necesario hay que replantear la legislación correspondiente. 

Estas edificaciones guardan la memoria de la ciudad, configuran su identidad. Un paisaje urbano que ha sido considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad, no puede perderse por la ignorancia de autoridades que desprecian el arte. Su desesperación por hacer obras que les signifiquen votos futuros, les ha llevado a preferir veredas rojas y farolas intrusas por encima de lo que hace de Lima una ciudad valiosa: su patrimonio arquitectónico-artístico. 



  

Virgilio Freddy Cabanillas Delgadillo
 Lic. en Historia (UNMSM)
Mag. en Arte Peruano y Latinoamericano (UNMSM)
Estudia Doctorado en Historia del Arte (UNMSM)

Docente de la UNMSM y universidades privadas.
Ha sido miembro del Comité Directivo del Museo de Arqueología y Antropología de la UNMSM.
Ha participado en eventos académicos en Lima, Arica (Chile), Mérida del Yucatán (México) y Bogotá (Colombia). 

AQUI EL TRABAJO COMPLETO 
 

 


No hay comentarios:

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LOS ARTÍCULOS MAS LEÍDOS DE LA SEMANA

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS