TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

15 octubre 2009

El asentamiento precolombino de Pikillacta - Arq. Tirza Nuñez del Prado Santander






PREFACIO.-

El Presente Trabajo tiene por objetivo recopilar los datos inherentes al asentamiento precolombino de Pikillaqta y alcanzarlos sintética y ordenadamente para su mejor comprensión.

INTRODUCCION.-

En el Paisaje Cultural que ofrecen los Andes Centrales del Perú, se pueden observar vestigios de ocupaciones humanas que con diferentes grados de conocimiento y tecnología se han asentado en los diferentes lugares de la serranía, evolucionando, expandiéndose y posicionándose en territorios unas veces por medio de la ocupación pacífica que buscaba dominar los recursos naturales que el territorio proporcionaba y otras por medio de acciones bélicas que confrontaban a pobladores ya asentados en un determinado territorio con inmigrantes que buscaban la expansión, la superposición y dominio de su cultura. Es así como la cultura Wari durante la época del mismo nombre catalogada como Horizonte Medio dentro de una secuencia cronológica cultural presentada por Rowe (1962)[1] Cultura que tuvo su desarrollo hacia los años 600 al 1000 D.C. y que habiendo tenido una evolución cultural proveniente de los Andes Centrales (Ayacucho), se expandió hacia el Sur, ubicando asentamientos planificados a lo largo de las regiones alto andinas como Cusco y Sicuani y desde allí proyectándose hacia los valles occidentales de la costa (Arequipa).

El presente trabajo monográfico enfoca el estudio al asentamiento de características Wari que se instaló en el Sector sur Este de Cusco “Pikillaqta”, lugar que fue elegido por los antiguos pobladores en razón de su ubicación estratégica con respecto de caminos, disponibilidad de recursos naturales y dominio visual del área.

UBICACION.-

La zona arqueológica de Pikillaqta se encuentra cerca del Poblado menor de Huacarpay, Distrito de Lucre, Provincia de Quispicanchis, Departamento del Cusco.

Se localiza hacia el Sur Este de la ciudad del Cusco aproximadamente a 28 Km. Mediante vía asfaltada Cusco-Urcos, desde allí se accede a través de ramal de carretera que cruza por entre los sitios arquológicos de Onocochayoq y Tantaestancia con un recorrido aprox. De 500 m.

LIMITES

Limita por el Norte con la Comunidad de Huayllarpampa; por el Este con los cerros Ch’anquiyoc y Pukaccasa; por el Oeste con el Poblado menor de Huacarpay y por el Sur con la comunidad de Rayanllaqta.

AREAS

La zona arqueológica de Pikillaqta ocupa un territorio de 4,464.12 Has encerradas en un perímetro de 28,515 ml.[2]

ANTECEDENTES DE REFERENCIA CON LA CULTURA WARI[3]

En la época pre inka la Cuenca de Lucre fue ocupado por los Wari, que lograron dominar la zona, manteniendo supremacía desde Chelques-Paruro. Al respecto, nos indica Ravines (1982) que los Wari antes de asentarse en Pikillaqta, ocuparon primigeniamente el sector de Chelques.[4]Esta relación de ocupación temprana podría evidenciarse a partir de la existencia de pequeños asentamientos instalados en la provincia de Paruro, siendo este un medio de acceso en dirección a la Cuenca de Lucre.[5]

Al establecerse en la Cuencade Lucre los Wari, su organización expansionista se limitó a acciones encaminadas al desarrollo social, económico, político, administrativo sólido, concordante con el desarrollo de las formaciones culturales y locales.[6]Al respecto, Lumbreras (1982) sostiene que los nuevos estados surgieron de acuerdo a políticas sostenibles.[7]

La importancia de los Wari radicó en la planificación urbana y gubernamental alcanzado en el alto grado de conocimiento en ingeniería, logrando erigir obras arquitectónicas de gran envergadura, diseñadasbajo patrones urbanísticos definidos que sirvieron como modelos de construcción a posteriores culturas.[8] Lumbreras (1982), señala que los Wari desarrollaron majestuosas obras de ingeniería, evidenciada en la alta tecnología, organización y política urbanística de sello estatal, forjando un modelo de “ciudad cultura”.[9] Establecido acorde a patrones arquitectónicos definidos, especialmente en el uso de “módulo urbano”.

La cultura Wari se extendió por la sierra norte del callejón de Huaylas y Huamachuco para luego continuar por la costa central y sur de Azángaro- Huanta, prosiguiendo hacia la costa norte del valle Santa por Wariwillka, Jincamoqo y Waywaka y posteriormente instalarse en la sierra sur de Cusco - Pikillacta, que articulados logran forjar el gran Estado Wari.[10]

ANTECEDENTES HISTORICOS DE LA ZONA DE PIKILLAQTA[11]

Varios investigadores han identificado en la zona cercana a Pikillaqta diferentes grupos arqueológicos pertenecientes a diferentes épocas tales como: Kañaraqay al Sur de la laguna de Huacarpay, Intihuatana al Sur de Kañarakay pero a mayor altura, Minasmata al Sur de Intihuatana en la ladera del cerro, Amarupata a 1Km. Sureste de la población d Lucre, Urpicancha hacia el lado Este de la Laguna de Huacarpay, Tamboraqay al norte de Urpicancha en la parte mas elevada del cerro, Portadas de Rumiqolqa al Este de la zona de Pikillaqta, Qaranqayniyuj al Este de todo el parque….y otros que ocupan un amplio margen de territorio que colindan con los ríos Vilcanota, Huatanay y Lucre.

Sobre la etimología del nombre y su significado no existe consenso aunque la traducción literal implicaría “tierra de Piques” es decir de insectos parásitos de la piel, se barajan alternativas como: lugar donde las personas son veloces y ágiles, nombre que refiere el tipo de estructuras totémicas respecto de las formas largas y estrechas e incluso una hipótesis sostiene que no es su nombre original.

Los Investigadores sostienen que este lugar habría sido abandonado hacia la época del Horizonte tardío es decir hacia 1450 DC. Aunque no se conoce la causa.

La Zona Arqueológica no tiene reportes de cronistas sin embargo en muchos escritos se refieren con el nombre de Mohína al sector que está al frente, por el camino del Collasuyomencionando la existencia de grandes edificios perdidos y deshechos, reportan también una muralla grande y fuerte que conducía agua (acueducto), muralla que tenía una gran puerta donde porteros cobraban derechos y tributos en época colonial (Cieza de León 1962:251).

Garcilaso de la Vega en sus comentarios Reales refiere que el padre de Wiracocha (inca Yawar Wakaj) se refugió en Mohina huyendo de los Chancas.

INTERVENCIONES[12]

A principios de 1960 Sanders hizo un examen de los vestigios arquitectónicos que quedaban en la superficie del sitio e hizo un plano detallado de la parte central de las ruinas además de dos excavaciones en la parte central de dos estructuras, no encontrando más que pequeños artefactos y sugirió que el lugar era para servir de granero, encontró además muchas similitudes con la arquitectura y artefactos encontrados en Wari (Ayacucho).

El año 1982, Gordon McEwan realiza 22 pozos de prueba para obtener una muestra de los tipos de estructura y otros rasgos de interés. Hallaron muestras de un piso duro de yeso con arcilla a 2.10 m. de la superficie asociado a fragmentos de cerámica Wari.

Son muchos los arqueólogos que han realizado trabajos de exploración en los diferentes sectores desde Jhon Rowe, harth Terré y otros arqueólogos del INCdentro de los que destaca el arqlgo Carlos Arriola quien realizó importantes trabajos de exploración y restauración.

Estructura formal del asentamiento

Pilillaqta corresponde a una ciudadela pre colombina en la cual se observa una distribución de espacios de característica ortogonal que muestra espacios abiertos, vías de acceso, espacios intermedios y un conjunto de canchas y recintos de pequeñas dimensiones además de escalinatas y canales de distribución de agua que evidencian un planeamiento previo a la ocupación.

La planta cuadrangular de la ciudad nítidamente dividida en tres sectores que sin importar las inflexiones del relieve topográfico delinean líneas rectas, paralelas y ortogonales entre si presentan tramas ortogonales generadas por la subdivisión en 6 lineas con 14 hileras, de modo tal que definen 84 modulos o bloques espaciales cuadrangulares de 35 a 40 metros de largo. Estas unidades presentan distintos arreglos arquitectónicos interiores propios de la Kanchas wari, con el clásico patio central y las estructuras en galería en el perímetro. Los alineamientos de las Kanchas ubicadas a ambos extremos del sector Este presentan una disposición alterna en cuanto a los tipos de módulos arquitectónicos que se edificaron.[13]

El sector central presenta un su trazo un área igual al del sector Este del cual está separado por una calle que corre de Norte a Sur. Este sector concentra la arquitectura más importante de la ciudad y su planeamiento revela una mayor complejidad. Si bien comparte la traza en cuadrícula y la modulación por hileras y líneas de forma semejante, se advierten variaciones como las diferencias de tamaños y posición jerarquizada[14]

CONCLUSIONES

Pikillaqta como parte de la nación Wari, aporta datos importantes que es necesario descifrar tales como las razones de su forma, las funciones que cada sector albergaba, la tecnología con que se trabajaba, el patrón social y político que definía las formas y contextos urbanos.

La distribución de recintos, su posición jerárquica y tamaño de unos espacios con respecto de los otros, la evidente zonificación de áreas y recintos de función especializada dejan ver un planeamiento urbano que sigue normas y patrones pre- establecidos y normados en la cultura Wari.

Los trabajos arqueológicos focalizados aportan información muy específica que es necesario interrelacionar con los datos de nivel macro para tener una aproximación integral al conjunto cultural teniendo en cuenta sus interrelaciones tanto con el área natural y cultural circundante como al interior de la infraestructura.

1. Canziani Amico, José “CIUDAD Y TERRITORIO EN LOS ANDES” Contribuciones a la Historia del Urbanismo Prehispánico. Pontificia Universidad Católica del Perú, Centro de Investigacion de la Arquitectura y la Ciudad./ Pag 29 cuadro 2

2 Informe Anual de Obra “RESTAURACIÓN Y PUESTA EN VALOR DE LA ZONA ARQUEOLOGICA MONUMENTAL DE PIKILLAQTA” Arql. Valencia Sosa, Raymunda Amalia INC – SDO - 2008

3 Hist. Dueñas Castillo, Yony Referencia Hist. Lucre - Wari

4 Roger Ravines. Reynos y Señoríos Locales de los Andes. Ed. Juan Mejía Baca. Lima 1982.

5 Magda Mateus Cárdenas. Estados Regionales. Interpretación del Señorío Lucre UNSAAC.1984.

6 Julián I. Santillana. Los Estados Panandinos. Wari y Tiawanaku. Ed. Grafos S.A. Barcelona 2000.

7 Luis G. Lumbreras. El Imperio Wari. Historia del Perú Antiguo. Ed. Juan Mejía Baca. Lima 1982.

8 John H.Rowe. An Introduction to the Archaelogy of Cusco. Harvard University 1944.

9 Luis G. Lumbreras. Ibid. Pag. 113.

10 Julián I. Santillana. Ibid. Pag 90.

11 Ob cit. Informe Anual Obra – INC - 2008

12 Ob.Cit. Inf. Anual INC-2008

13 Ob Cit Canziani Amico, José “CIUDAD Y TERRITORIO EN LOS ANDES”

14 Ob. Cit. Canziani Amico, José “CIUDAD Y TERRITORIO EN LOS ANDES”

2 comentarios:

Anónimo dijo...

que cheebre leer esto me hace entender lo que el cusco vale...
felicitaciones.

wendy saez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LOS ARTÍCULOS MAS LEÍDOS DE LA SEMANA

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS