TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

30 marzo 2018

Alternativas en el proceso de diseño - Estudiantes de la UPEU - Arquitecto Alfredo E. Mujica Yépez


Los estudiantes de arquitectura de la Universidad Peruana Unión,  a lo largo de su formación reciben diferentes metodologías para afrontar el diseño arquitectónico,  cada docente propone una diferente,  y a lo largo de la carrera  se enseñan muchas formas de llegar al diseño.

Hace unos años se nos encomendó uno de los Talleres de diseño a  un nivel básico, en los que se desarrolló el tema de la vivienda y luego  la propuesta de un recinto de oración, fue ocasión para poner en práctica dos formas diferentes de abordar el  diseño.

El primer diseño el tema de una vivienda, fue  ocasión para enfatizar  los temas funcionales, de medidas y antropometría, y la utilización de módulos  de diseño. Fue ocasión para  familiarizar a los estudiantes con las medidas básicas del cuerpo humano y con las de los muebles de una vivienda.

Un ejercicio que resultó muy provechoso, fue que los estudiantes después de hacer las mediciones de  su cuerpo y de los espacios que se  requería para utilizar los muebles,  elaboraron a escala a modo de fichas  los muebles vistos en planta, con estos muebles ellos empezaron a  construir los espacios de la vivienda,  cuidando  de dejar los espacios de circulación y uso necesarios que ya los habían experimentado en escala  real.

Las críticas de esta etapa no fueron en planos sino en cartones donde fijaban provisionalmente estos muebles, con  maskin tape o limpiatipo, en la crítica se podían sacar o trasladar los muebles hasta lograr la ubicación y las distancias  apropiadas.

Una vez definido el espacio, se calculaba el área ocupada del recinto, y se pasaba a la siguiente etapa en la que se adapta el diseño ortogonal a  diferentes módulos geométricos, como  el hexágono, el octógono, etc. Cuidando  de que  la nueva forma tenga similares medidas de área.






En  el diseño del recinto religioso, se dió más bien énfasis a los aspectos de composición formal, los espacios se tenían que ir transformando  desde un planteamiento básico ortogonal  o circular hasta obtener formas en las que  se aprecie mejor la relación entre la luz y la sombra, y luego que los espacios en conjunto expresen un significado apropiado al uso religioso.

Las críticas eran  tanto en apuntes o bocetos como en maqueta, de forma simultánea, así los estudiantes  fijaban la relación  compositiva plana y espacial. Para esta etapa, se aplico un sistema de calificación en  el cual todos intervenían, señalando que maquetas  estaban mejor resueltas.  Se colocaron las maqueta sal centro del salón, los estudiantes las observaban y en un pequeño papel le otorgaban  de uno a 5  puntos,  calificaban todas las maquetas menos la propia.

Fue gratificante saber que las puntuaciones otorgadas por los estudiantes eran muy similares, y coincidían con la calificación del docente. El resultado fue óptimo, los estudiantes aprendieron también a  calificar con objetividad y  hacer crítica unos a otros.















No hay comentarios:

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

LOS ARTÍCULOS MAS LEÍDOS DEL MES

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS