TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

15 septiembre 2009

Old England Toffee...!!! Arq. Carlos Alberto Ancón y Bujama





Bueno amigos, ya estamos de vuelta y digo esto porque regreso de un viaje por tierras inglesas en las que me he permitido conocer entre otras Londres, Oxford y Stratford.
Después de algunos días y con un mínimo de observación -apartando las primeras presiones que siempre desbordan la mirada y me refiero al paisaje y por supuesto los monumentos- podría decir que se empiezan a percibir estas ciudades ya no dentro del ambiente rancio y tradicional que por lo general se vende en el exterior, sino desde un punto de vista histórico y racional, con lo que podemos desmontar rápidamente algunos mitos y empezar a realizar ciertas precisiones que en el caso del presente artículo se refieren a Londres.

En primer lugar, si bien es cierto que Londinium fue fundada por los romanos en el año 43 A.C., “recientes estudios" apuntan a la pre-existencia de un asentamiento de origen Celta, es decir Londres puede presumir de 2 cosas: un origen mas antiguo por determinar y la pertenencia a un gran imperio desde su fundación hace más de 2000 años, claro que esto crea una atmósfera de misterio que traspasa fronteras.

En algo se parece la fundación de Lima, Francisco Pizarro después de abandonar su proyecto jaujino - capitalense, se decantó por una ubicación más próxima a lo que realmente importaba a la corona española: una ciudad próxima a la costa que incluyera un puerto, y qué mejor hacerlo que en el valle de los rimenses (quienes provenían de tapas preincaicas) quienes hasta el previo momento constituyeron parte del Imperio Inca y, a partir de su fundación española en 1535 se convirtió en parte importante del nuevo imperio insurgente, por supuesto que ambas ciudades han tenido diferentes destinos y distinciones que responden al hecho de haber participado con mayor o menor incidencia en el devenir de la historia mundial, allí Londres sin ser una de las ciudades occidentales más antiguas destaca por lo que representó el imperio británico en cuanto al reparto y manejo del poder político y financiero, especialmente a partir de la era Victoriana la de mayor esplendor.

Aún así no debemos dejarnos llevar por esta parafernalia mística y un tanto prejuiciosa que intereses han cultivado hasta la saciedad, prueba al canto es el trazo urbano del Damero de Pizarro que incluyó dentro de su extensión el Palacio de Gobierno, la Plaza de Armas, la Catedral y el Ayuntamiento (hoy Palacio municipal), la retícula original de amplias calles para la época y el claro ordenamiento de adecuada orientación han sobrevivido hasta nuestra época y han mantenido su vocación original pero con el debido lustre republicano, en cambio el trazado original de la "City" londinense se vio claramente influenciado por el río Thámesis (no olvidemos que Londres desde su fundación también fue puerto y por lo tanto, punto de partida y comunicación con el continente) sus calles parten de un trazado paralelo al discurso del mismo y en ellas se puede adivinar dentro de su irregularidad algún espacio de confluencia virtual en un punto central (¿el ágora?) y es probable que "The City" contara con los servicios públicos romanos conocidos incluida la casa del cónsul romano, pero menos ordenada y jerarquizada que otras “villas romanas”, hoy solo quedan vestigios de la antigua muralla que la rodeaba, es preciso acotar que los centros del poder político hoy por hoy se encuentran apartados del primitivo cerco, ya que estos se ubicaron en la villa de Westminster que con el devenir del crecimiento de ambas terminaron conturbándose para ser hoy conocidas como la Gran Londres.

Continuando con nuestro análisis histórico urbano-monumental precisamos en segundo lugar, que las tan presumidas rancias manifestaciones arquitectónicas en su gran mayoría pertenecen al período de la Ilustración racionalista cuando surgen los barrios burgueses de Marylebone, Chelsea, Greenwich y Kensington, estas manifestaciones arquitectónicas vienen marcadas por las reminiscencias de un renacimiento tardío y del barroco cuyo más claro ejemplo es "The Saint Paul Chatedral" obra de Christopher Wren y, el posterior período Victoriano conformando ambos períodos una horquilla temporal que parte de la segunda mitad del S.XVII hasta la primera mitad del S. XIX tal como son sus iconográficos "The Parliament & The Big-Ben" o "The Tower Bridge" que se consideran obras maestras del Neogótico, esto se debió a hechos tan imprevisibles como el arrasamiento de Londinus por parte de los Anglosajones y Vikingos a finales del S.IV y especialmente al gran incendio (Great Fire) de 1666 que terminó con todo vestigio de las épocas Tudor y Jacobina cuyas magníficas representaciones provenían de la época medieval quedando de ello solo "The White Tower" o también llamada "The London Tower" (sobre la que giran innumerables mitos, leyendas e historias) y la Abadía de Westminster.

En Londres podemos disfrutar de una expresión arquitectónica muy rica y variada que han salpicado en toda época y de manera muy grata los estilos expuestos teniendo siempre el estilo neogótico victoriano de fondo, que de alguna manera pretende sostener el estilo londinense, inglés y por qué no decirlo británico en general (tradicional, agradable, antiguo sí pero funcional y práctico). De manera anecdótica les contaré que una de las manifestaciones que se salen de este contexto es el famoso "The British Museum", sinceramente lo primero que se me vino a la mente fue la imagen del Palacio de Justicia de Lima pero sin sus grandes escalinatas (no tiene más de 12 peldaños exteriores), allí se puede apreciar en principio la novedosa cúpula que integra la moderna ampliación situada en el otrora patio principal y los pabellones originales, es realmente sobrecogedora y de alguna forma hogareña, en su extensión podemos encontrar tanto bancas de reposo como incluso una cafetería a "plena luz de día" porque no me atrevo a decir exterior; el interior se presume antiguo no solo por su estilo neoclásico sino también por la enorme colección de piezas arqueológicas provenientes de las principales manifesaciones histórico-culturales de la antigüedad (la famosa Roseta de Champollión y los frisos y estopas del Partenón original) sino incluso de exposiciones "itinerantes" provenientes de lugares insospechados como las llanuras del medio oeste yanqui o Thailandia, etc.


Hay que tomarse esta visita con toda la flema inglesa del mundo y sobre todo recordar que las salas abren tarde (10 a.m.) y cierran muy temprano (5,30 p.m.) por lo que hay que dedicarle un día entero cuando menos. En Trafalgar Square, bajo la columna de Nelson sientes realmente la grandeza del antiguo gran imperio rememorando quizás el memorable combate ante franceses y españoles, luchando en minoría sin dar su brazo a torcer y finalmente con la coronación de la victoria que sabe a premio eterno, no es de extrañar que "The Victory" sea junto con "El Huáscar" los únicos dos barcos mantenidos a flote por sus hazañas y venerados como guardianes del honor y la infalible promesa de defender la patria hasta el final, no importando las consecuencias posteriores, ¡¡¡Ah.. que maravilloso atardecer, gran cantidad de gentes vienen y van siendo azotadas por un inusual resplandor y junto a los enormes leones veo a mis espaldas The National Art Gallery la que confieso tengo que volver a visitar y más allá hacia el fondo se abre el Thámesis enmarcado como no por el Big Ben y el Parlamento, un paseo por el río se impone, obligación que cumplí saliendo del Partimmiento (por no repetir al que está al lado del gran Ben) y en tanto nos damos de bruces contra lo que los londinenses llaman "The London Eye" y que yo llamo la "Chi_cago London" porque, ¡que manera de afear una ciudad! con un monstruo metálico que la convierte de señorial a ferial, vaya solo espero que para mi siguiente visita no vea algo así como "The London Mountain" porque me voy a preguntar donde puedo pegar con el mazo... a la campana, en fin ellos dicen que este ha sido uno de los proyectos más europeos que se hayan realizado allí, participaron franceses, austriacos, checos, italianos, etc., claro… lo que no dicen es que se sientan orgullosos de ello y además se excluyen del proyecto con lo que regresamos a lo de siempre ...si es europeo no puede ser muy bueno (entendiendo que para la british people están: la Isla y el continente europeo, ojo), bueno pues, parodiándolos diré que Londres en líneas generales me ha impresionado justo como el antiguo reclame publicitario de Ambrosoli: Old... England... Toffee!!!, es decir una fabricación peruana con nombre italiano que promociona un caramelo de origen inglés yque es representada por un escocés. Aún así me gustaría repetir como el caramelo una vez y otra, hasta la próxima amigos….


No hay comentarios:

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LOS ARTÍCULOS MAS LEÍDOS DE LA SEMANA

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS