TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

15 septiembre 2009

Polémica en Ronchamp - Urb. Luis Gualtieri



La llave es la luz
Y la luz ilumina las formas
Y sus formas tienen una potencia emotiva
Por el juego de las proporciones
Por el juego de las relaciones
Inesperadas y asombrosas.”
L-C

Desde el 2005, se ha venido gestando una acción que amenaza la integridad espacial y formal de la colina donde se encuentra ubicada Notre-Dame du Haut, mejor conocida como la capilla de Ronchamp, obra maestra del genial Corbusier e icono de la arquitectura moderna del siglo XX. Dicha amenaza proviene de la Asociación “Œuvre Notre- Dame du Haut” y tiene por objetivo, edificar un grupo de edificios adyacentes al icono, para reforzar la espiritualidad del lugar. Esta intervención será considerable y restará una parte del talud que conforma el montículo. Para llevar a cabo tal fin, se realizó un concurso internacional para escoger al arquitecto cuyo diseño entraría a formar parte de la identidad de la colina; en la contienda resultó vencedor el arquitecto italiano Renzo Piano1. Desde el inicio la asociación, no dio lugar a una alianza previa con la F.L.C 2, tampoco permitió que expertos, investigadores y especialistas trabajasen en una propuesta mas acorde con las ideas y teorías de Le Corbusier.

El proyecto de Piano, a pesar de sus cualidades estéticas y su voluntad de discreción, puede comprometer la armonía del lugar. Antes de morir, Le Corbusier dejó muy claro que si no se protegía el conjunto, al cual comparó tímidamente con la Acrópolis, se corría el riesgo de desfigurar un espacio de meditación y oración, otorgándole rasgos comerciales con fines turísticos más que religiosos. Antes de seguir narrando los detalles de la disyuntiva entre la F.L.C. y RPBW, considero importante hacer un breve paneo histórico del proyecto original realizado por Le Corbusier.

HISTORIA DE LA CAPILLA DE NOTRE-DAME DU HAUT

Desde la edad media, el 8 de septiembre1 (El día de la natividad de la Virgen María.), es el día de gran peregrinaje de los alrededores de Belfort, hacia la capilla de Notre-Dame du Haut en Ronchamp. Desde el principio, la colina fue un lugar de culto, primeramente pagano y posteriormente cristiano; en la edad media se construyó la iglesia original en estilo románico y así permaneció, hasta que en 1.873, ésta fue parcialmente dañada por los combates de la guerra franco-alemana.

Posteriormente en 1.913, fue alcanzada por un rayo, el cual provocó un incendio voraz en la techumbre del edificio. El inicio de la guerra del 14 (Primera Guerra Mundial), marcó el destino de la iglesia, porque fue nuevamente blanco de ataques militares. La colina de Bourlémont (que domina la brecha de Belfort), siempre fue un lugar de combates sangrientos por su posición militar estratégica. Gracias a la ayuda popular, se erigió nuevamente el templo en estilo Neo-Gótico2 (La reconstrucción duró 4 años, desde 1.922 a 1.926.) así permanecería hasta ser destruida casi en su totalidad en septiembre de 1.944 (durante la Segunda Guerra Mundial), por mas de dos mil obús pertenecientes a las baterías nazis y por los bombardeos realizados al este de Francia. Luego de tal desolación (un 70 % de la iglesia destruida), comenzaron las labores de reconstrucción a cargo de François Mathey3.( nativo de la ciudad de Ronchamp, fue el maestro de obra al cual se le encomendó la restauración de la iglesia, antes que ha Le Corbusier.) Con el lento paso de los años y viendo que el proyecto no avanzaba, el arzobispo de Bezançon organizó una comitiva con el propósito de contactar a Le Corbusier para encomendar la construcción de la iglesia.

A comienzos de la década de los cincuenta, L-C aceptó el encargo, fue tocado por la resonancia simbólica del lugar, para el arquitecto, tenía una trascendencia excepcional en el espacio y el tiempo, porque a pesar de haber estado allí alojada la tragedia humana, el montículo se había resistido a perder su espiritualidad. Por sus características particulares, el maestro consideró tratar a la colina con el mismo valor y respeto histórico con que se trataría a la Acrópolis. Como el Partenón, la capilla en la cúspide, marcaría el clímax del peregrinaje y sería el punto de convergencia para los visitantes provenientes de los cuatro puntos cardinales.

Decidió entonces construir un templo mas modesto, utilizando los bloques calcinados remanentes del bombardeo y las mejores técnicas para el vaciado en concreto armado. Le Corbusier no pidió una retribución económica a cambio, pero manifestó que su principal interés sería construir la obra a su manera, basándose en sus teorías. Al diseñar la capilla toma como punto de partida los cuatro horizontes, los cuales le conferirán al proyecto su correcta orientación con respecto a las montañas del Jura.

A lo largo de cinco años, el equipo debe superar innumerables dificultades técnicas, además de una incesante crítica académica, al mismo tiempo debe lidiar con el interés nacional e internacional que siempre despertaron las obras de Le Corbusier. Producto de la perseverancia, el proyecto fue inaugurado y consagrado en junio de 1.955. Ese día en un acto solemne, el arquitecto colocó la cruz del santuario, dando por concluido el lugar de conciliación espiritual que nació de la alianza entre su espíritu interior y el rigor matemático.

Le Corbusier realizó con la capilla de Notre-Dame du Haut una obra de arte total, donde la arquitectura, la escultura, la pintura y la poesía se unen magistralmente. La atmósfera interior está compuesta por un halo de silencio y de dulzura raramente conseguidas en arquitectura. Ninguna iglesia o capilla de planta cruciforme produce esa sensación de resguardo y agrado que se puede experimentar al visitar la capilla de Ronchamp. La innovación alcanzada con la capilla no fue sólo de tipo formal, espacial y tecnológica, L-C también planteó un nuevo esquema, llevando el acto religioso a desenvolverse, tanto dentro como fuera, con la presencia de dos altares: uno interior, para las misas habituales y uno exterior, para las misas del peregrinaje anual.

Aunque es un edificio de talla mediana, no hay duda de su potencial estético y plástico (el cual hace que el edificio parezca más grande de lo que es). Su interior parece un vientre materno, brindándonos calor, silencio y paz, propiciando el ruego silencioso bajo la mirada de la antigua estatua de la Virgen María (que data del siglo XVII).

Al revivir la cruzada histórica que fue necesaria para realizar la capilla, podremos entender porque para algunos es importante conservar este lugar de peregrinación tal cual como es. Es una pena que la UNESCO aún no haya dado su aprobación para declarar a la mayoría de las obras de L-C, como Patrimonio Cultural de la Humanidad, quizás un gesto de esa magnitud, habría protegido la integridad de la capilla de Ronchamp, pero ahora es demasiado tarde. En la próxima parte, conoceremos los puntos de vista de las partes involucradas y el desenlace de esta polémica que aún se encuentra en desarrollo.

Agradecimientos:

Fondation Le Corbusier
8/10, square du Docteur Blanche 75016 Paris- France
Phone: +33 01 42 88 41 53 / Fax: +33 01 42 88 33 17
E-mail: info@fondationlecorbusier.fr

Paula de Sa Couto (asistente de dirección de la F.L.C.)
Arnaud Dercelles (bibliotecario y documentalista de la F.L.C.)
Josep Quetglas (catedrático del UPC y autor de varios libros de L-C)

Renzo Piano Building Workshop
34, rue des Archives 75024 Paris-France
Phone: +33 01 44 61 49 00 / Fax: + 33 01 42 78 01 98
E-mail: france@rpbw.com

Fulvia Pesavento (departamento de prensa RPBW)
Francesca Bianchi (secretaria personal de Renzo Piano)

AUTOR: Luis Gualtieri.
Urbanista (USB). Desde 1999, realiza viajes a paí ses como Italia, Francia, España, Grecia, Londres y Egipto, para estudiar su arquitectura mas importante. Posteriormente se radica en Roma y hace un estudio ambiental para la Universidad de La Sapienza. Trabaja para el bufete de arquitectos BISCIARDI, durante su estadí a en Italia. Posteriormente se traslada a Parí s para comenzar una investigación sobre Le Corbusier, la cual le hará visitar paí ses como: Suiza, Alemania, Bélgica, URSS, India, entre otros. En el 2004, participa en el "National Symposium of Architects of India" y obtiene el primer lugar en el concurso "Monument to the city of Chandigarh", en ese mismo viaje de estudio, el departamento de turismo, le otorga una mención honorí fica por su especial interés en la ciudad y sus habitantes. En el 2005, realiza negociaciones con una editorial en Francia y la Fundación Le Corbusier, para publicar una edición actualizada y moderna sobre Le Corbusier en Español y Francés. En mayo del 2004, participa en la segunda edición de "Le Festival Artistique" que se hace en la "Cité Universitaire" de Parí s y obtiene el premio "Meilleur Participation Créative". E-mail: gggualluis@yahoo.com

No hay comentarios:

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LOS ARTÍCULOS MAS LEÍDOS DE LA SEMANA

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS