TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

24 octubre 2018

La última muralla de Lima, testimonio de la Ciudad Colonial - Luis García Bendezú





El Baluarte Santa Lucía de la antigua Muralla de Lima puede ser visitada desde la Estación El Ángel del Tren Eléctrico, El Agustino, recientemente inaugurada.


Vista del ultimo bastión existente de la antigua Muralla de Lima ubicada en los Barrios Altos. Video perteneciente al Arquitecto Reinhard Augustin Burneo autor del libro "Las Murallas coloniales de Lima y el Callao". Universidad Ricardo Palma, Lima 2012.


De aquella gran muralla que defendió Lima, construida por el virrey Melchor de Navarra a fines del XVII y compuesta por muros y baluartes que cercaban la 'Ciudad de los Reyes', sobreviven una serie de fragmentos que resisten al pasar de los años y a la indiferencia de las autoridades. Una de ellas es el Baluarte Comandante Espinar, ubicado en la Urbanización Santoyo, en el límite de Barrios Altos con El Agustino, Lima.



LUIS GARCÍA BENDEZÚ  (@condedemaldoror)
Redactor de Sociedad


Hubo un tiempo en el que Lima estaba rodeada de gruesas murallas de adobe. De esa gran construcción, que terminó de edificarse en 1686, solo quedan hoy tres segmentos, todos en Barrios Altos. El más extenso y mejor conservado es el que se encuentra en la Casa Hogar Gladys, en la cuadra 5 del jirón Rivera Dávalos.

Son pocos visitantes que recibe la vieja muralla virreinal. Para ingresar hay que pedir permiso a la hermana Lourdes Febres, directora de la Casa Gladys. En el albergue se exige un buen comportamiento; ahí viven unas 35 mujeres, entre madres solteras y niñas abandonadas.

La visita vale la pena. Se puede recorrer unos 150 metros de muralla que pertenecieron al baluarte de Santa Lucía. El muro tiene aproximadamente 3,5 m de alto y 9 m de grosor. En una de las esquinas hay una estrecha habitación que tuvo algún objetivo defensivo.

La muralla de Lima fue derribada en 1869 durante el gobierno del presidente José Balta. El empresario Henry Meiggs fue contratado para la demolición a cambio de terrenos en las actuales avenidas Grau y Alfonso Ugarte.

Según cuenta el historiador Juan Luis Orrego en su blog, Meiggs le vio poco potencial a la zona en la que se encontraba el baluarte de Santa Lucía, por eso dejó intacta esa parte. Casi 100 años después, una familia compró el predio y luego lo donó la Casa Gladys.

Las hermanas de la Casa Hogar Gladys ayudan a mujeres desamparadas desde el 2004 con algunas donaciones del Arzobispado. Según el Ministerio de Cultura, la muralla de Lima tiene condición de patrimonio monumental. No obstante, aún no hay proyectos que busquen recuperar estas ruinas.

Si usted desea conocer la muralla de Lima y ayudar al albergue puede comunicarse al 
328-0674. 






























Rastros de las 3 ultimas murallas de Lima






1 comentario:

Unknown dijo...

Hermoso hay q conservarlo en urna

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS