TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

18 diciembre 2011

LA“PROMENADE” DE LE CORBUSIER 1887-1965 (2da. parte) - Luis Gualtieri


En los últimos años, ha habido un creciente interés por conocer los lazos e interacciones que tuvo Le Corbusier con los diferentes gremios en Sudamérica.  Gracias a ello, se produjo hace poco un documental titulado, “Le Corbusier por el Rio de la plata. 1929”, el cual ha sido llevado y expuesto por el Prof. Ramón Gutierrez (fundador y director de CEDODAL) por diversos países de nuestro continente.    El documento (que contiene material inédito interesante) retrata al arquitecto desde un punto de vista estrictamente académico y deja en un último plano al ser humano y las filiaciones afectivas de este con su entorno, un gesto que sin duda resta riqueza a la crónica.
En mayo del presente año se realizó una proyección del material en la ciudad de Caracas.     Acto seguido, hubo un micro foro de preguntas en donde este servidor, pidió evocar las interacciones del veterano con personajes tan interesantes como la escritora, Victoria Ocampo y más aún con la cantante, Josephine Baker.   Una solicitud tan simple no pudo encontrar una respuesta más hostil e indiferente por parte del representante del CEDODAL.
Lo que si no ha sido indiferente, es la fascinación de investigadores europeos por esta antagónica y poco común relación, que surgió durante su viaje a nuestro Sur en 1929.    Un personaje histórico de la talla de L-C pierde coherencia cuando se le encasilla en una sola visión (la académica) y se dejan de lado otros elementos de su vida igualmente interesantes.   Para aquellos que hemos tenido la fortuna de seguir de cerca su “Promenade”,  sabemos que es un imperativo mostrar todos los puntos de vista del artista y no así, una visión sesgada o parcial.

SEGUNDA PARTE 1930-1965

 
Le Corbusier esbozó por primera vez la idea de visitar Sudamérica en 1925, a petición del comerciante cafetalero, Paulo Prado.   Pero no fue sino  hasta otoño de 1929, que decidió concretar el periplo, gracias a la persuasión del argentino Gonzales Carreño y del escritor (también nacido en la Chaux-de-Fonds) Blaise Cendrars; los cuales le venían animando a dar una serie de ponencias sobre sus teorías.    En Buenos Aires dictó un total de nueve conferencias en octubre de ese año,  luego siguió hacia Montevideo y realizó una disertación en el paraninfo de la ciudad.    En el preludio de su viaje a Brasil, regresó por avión a tierras Bonaerenses para reencontrar a los aviadores Jean Mermoz y Antoine de Saint-Exupéry (autor del Principito).    Estos le invitaron a participar de varios trayectos aéreos (como consecuencia de esta experiencia, concibió su “Teoría de los Meandros”).
A principios de noviembre embarcó el navío “Giulio Cesare” y se topó con la cantante internacional, Josephine Baker, la cual despertó en él una profunda admiración y probablemente un amor platónico secreto;  algo que podemos inferir claramente por los escritos de su cuaderno de notas o“cahier” de aquel entonces.   Baker solicitó a Le Corbusier el diseño de una Villa, al igual que antes lo hiciera la escritora argentina, Victoria Ocampo a través de su pareja, Julián Martínez.   Ambos proyectos nunca se concretaron.






Una vez en Brasil,  el amateur del Jazz fue muy asiduo a los espectáculos de la “Venus negra”, por lo menos hay evidencia de que asistió a tres espectáculos durante ese breve periodo.   Así mismo, dictó una conferencia más antes de regresar a Francia en el trasatlántico “Lutètia”, donde convergió nuevamente con la musa exótica.   En el trayecto de once días hacía Bordeaux, tuvo la oportunidad de afianzar los vínculos con Baker hablando de temas artísticos y retratándola en gran cantidad de bocetos, casi siempre desnuda.    Ambos personajes, incluso asistieron como pareja a una fiesta de disfraces a bordo del paquebote, donde el arquitecto se disfrazó de la “Revue Nere” en homenaje a esta.   En el trayecto de regreso, se concentró en el manuscrito del libro “Precisiones”; de la misma manera,  reflexionó sobre su carrera y vida futura.  
Al llegar a Europa, las celebridades tomaron caminos distintos y ello hizo que se diluyeran los vínculos creados inexorablemente.   El 19 de septiembre de 1930, Le Corbusier recibió la nacionalidad francesa y ello lo llevó a pedirle la mano a su compañera de tantos años, Ivonne Gallis.  Contrajeron nupcias en una ceremonia sencilla, ambos estuvieron de acuerdo desde un inicio en no dejar descendencia.





En invierno de ese mismo año, viajó a Moscú para supervisar los trabajos del Centrosoyus  y se encontró con Albert Einstein.    Paulatinamente, inició las obras para  le Pavillon Suisse, en la ciudad universitaria de Paris y  también para  le Immeuble Clarté en Ginebra. 
Hacia 1933, con los participantes del cuarto Congreso Internacional de Arquitectura  Moderna, redactó “La Carta de Atenas”.   La cual fue en esencia un manifiesto  elaborado con la finalidad de regir asertivamente el naciente urbanismo moderno.     Durante los años 1934 y 1935,  realizó nuevamente una serie de conferencias, pero está vez en un contexto más global.     Encomendó a Pierre Jeanneret la tarea de terminar  el edificio en Nungesser et Coli  (donde se encuentra su Apto) y la Maison de Week-End. 
Al estallar la segunda guerra mundial,  se trasladó a Brasil para trabajar con Lucio Costa  en  la sede del  Ministerio de Educación de Rio.    Luego de varios meses,  regresó a Francia para cumplir con la agenda editorial de los libros, “Cuando las Catedrales Eran Blancas” y “Unos Cañones…Unas Municiones” (este último, como respuesta al conflicto bélico).    Al término de las publicaciones, tomó un pequeño  descanso en Cap-Martin, donde sufrió un grave accidente en la pierna derecha, provocado por la hélice de un bote  mientras nadaba  en la costa.
El 14 de junio de 1940, los Nazis invadieron Francia y se generó un estado de tensión en la ciudad luz.  En consecuencia, Le Corbusier cerró el atelier y partió junto a Pierre Jeanneret e Ivonne rumbo a Ozon (una localidad al pie de los Pirineos).  Desde allí escribió los libros,  “Destino de Paris” y “Les Murondins”.   Mientras el conflicto crecía, ejerció nuevamente el arte para escapar un poco al tormento de la guerra.  En Paris, los alemanes expropiaron numerosas casas,  incluyendo la Villa Savoye.





Al concluir la II guerra mundial, se generó un clima de reconstrucción que impulsó numerosos proyectos de Urbanismo.   Ante esta actitud, L-C  no perdió el tiempo y abrió nuevamente el atelier.   La primera obra que construyó después de la devastación nazi fue l’ Unité  d’ Habitatión de Marseille,  como una respuesta a la necesidad de vivienda que sufría la población durante la post-guerra. 





Seguidamente en 1947, viajó a Estados Unidos como delegado francés para participar en el proyecto del Palacio de las Naciones Unidas.   Como resultado de tal ensayo publicó el  libro, “Cuartel General de las Naciones Unidas”  o  U.N.   Headquarters).  Un  año después publicó “El Modulor”, el cual es un estudio antropométrico aplicado al campo de la arquitectura.   Con este  manuscrito se unió a una larga tradición de artistas, que como Da Vinci, buscaron una relación matemática entre las medidas del hombre y la naturaleza.   En 1949  proyectó para el prestigioso cirujano, Pedro Domingo Currutchet una Villa en la ciudad de la Plata, la cual es su única obra en nuestro continente.
A comienzos de la década de los cincuenta,  fue recomendado por el padre Alain Couturier para proyectar l’Église de Notre-Dame du Haut, en la colina de Ronchamp (en Belfort).     La construcción inmediatamente generó contratiempos por su dificultad técnica y libertad formal, pero L-C logró avanzar a pesar de las batallas con el presupuesto.






Partió rumbo a la India en 1951, para encontrarse con Jawaharlal Nehru  y discutir el urbanismo de la Nueva Capital del estado del Punjab, Chandigarh.     Al poco tiempo,  recibió varias ofertas de trabajo procedentes de Ahmedabad para concebir  el Palacio de los Hilanderos, el Museo de Arte y las casas, Shodan y Sarabhai.    Le Corbusier reorganizó a los colaboradores de su Atelier para cumplir la alta demanda de proyectos.  Por esta época vieron la luz los diseños para  la Asamblea Legislativa, la Corte Suprema, el Secretariado, la Mano Abierta y el Colegio de Arquitectura de Chandigarh. 









La reorganización les permitió a Yannis Xénakis, A. Wogensky, A. Maisonier, Vladimir Bodiansky y Augusto Tobito,  liderar el atelier intermitentemente.     Mientras, el artista realizaba un gran número de óleos y tallados en madera con la ayuda del escultor Joseph Savina, para la exposición del Museo de Arte de Paris.   En 1952,  recibió el encargo para desarrollar le Couvent Sainte Marie de la Tourette en Lyon.





Le Corbusier mantuvo por esa época una férrea amistad con Jean Badovici y su esposa, Eileen Gray.    El matrimonio le prestó su casa de playa (la célebre E-1027) en muchas ocasiones, hasta que el arquitecto pintó una serie de murales sin el consentimiento de sus propietarios en un gesto altruista.    Un vecino, Robert Rebutato (dueño de l’Etoile de Mer), le ofreció un terreno a cambio del proyecto para l’Unité de Camping.   Finalmente construiría en ese lugar su famoso Cabanon de modestas dimensiones.





Durante 1954, produjo los planos para el Palacio del Gobernador.  El referido proyecto, fue replanteado varias veces por fallos en la escala (finalmente no se construyó).   Al año siguiente, el gobierno de Irak le confirió la responsabilidad de proyectar y construir el Centro Deportivo de Bagdad.    La asidua cantidad de trabajo lo hizo asentarse, terminando así los manuscritos para  “El Modulor II” y “El Poema de el Angulo Recto”.  
Hacia la segunda mitad de la década del cincuenta, el alcalde Eugène Claudius-Petit, invitó a Le Corbusier a participar en la planificación urbana de Firminy-Vert.  Este rechazó la convocatoria por compromisos de trabajo, pero aseguró a Petit que podría contar con su participación más adelante.    El 25 de junio de 1955, inauguró la capilla de Ronchamp, un hecho que tuvo una amplia cobertura mediática.    Al mismo tiempo y  con la colaboración activa de Pierre Jeanneret, siguió adelante con las obras del Palacio de la Asamblea Legislativa y la represa Bhakra en India (dos creaciones muy ambiciosas desde el punto de vista estructural).  En una época de oro, caracterizada por la reivindicación del arquitecto,  los académicos de su país le ofrecieron diversos títulos y nombramientos  que este se dio el gusto de rechazar.  



.





1957 fue un año obsesivo, ya que proyectó dos unidades habitacionales, una para la ciudad de Berlin  (cerca del estadio Olímpico en Charlottemburg) y otra para la localidad de Briey-en-Forêt.   Colaboró también junto a Lucio Costa en el diseño  para la Maison du  Brésil en la ciudad universitaria de Paris.   Sumirse en un incesante trabajo, pudo ser una respuesta inconsciente a la muerte de su esposa Ivonne, acaecida ese mismo año.
Posteriormente en 1958, participó en la exposición internacional de Bruselas con el Pabellón  Philips.  Esta realización fue todo un suceso, gracias a sus acrobacias formales y a la proyección multimedia de su interior (logradas gracias a Yanni Xénakis y Edgar Varèse).    En 1959,  la Universidad de Cambridge por medio de su facultad de derecho le otorgó a L-C un doctorado Honoris Causa, un hecho relevante, que le permitió alcanzar su única realización en Norteamérica,  The   Carpenter  Visual  Arts  Center.

.




A principios de 1960,  murió su madre al centésimo primer año de edad.    Como de costumbre, buscó refugio en sus actividades artísticas.   Sin embargo, al poco tiempo viajó a Firmny, para supervisar la construcción de le Stade y la  Maison de la Culture.   En medio de los trabajos, Claudius-Petit le pidió ampliar el urbanismo con tres unidades habitacionales  y  una iglesia.    Le Corbusier aceptó proyectar los paquebotes, pero  fue renuente con el planteamiento de la iglesia, porque pensó  que  era  muy difícil  superarse a sí mismo con el diseño de la Capilla de Ronchamp.   Después de reflexionar un poco, aceptó y comenzó a desarrollar L’ Église Saint Pierre (que nunca terminaría). 



.


En 1961, proyectó le Pavillon d’ Expositions para su amiga Heidi Weber en Zürich.  Dicho proyecto fue concebido en un principio de concreto, pero ya en 1962, lo reformuló en acero a petición de ella.   En pleno apogeo de su carrera,  proyectó un hospital en la histórica ciudad de Venecia.   En 1964, dicha ciudad organizó una exposición en su honor y le otorgó una medalla de oro con una dedicatoria que decía: “Al más grande arquitecto y urbanista de nuestra época”.








En los primeros meses de 1965, publicó los libros: “Textos y Diseños para Ronchamp”, “El  Viaje de Oriente” y “Les maternelles vous parlent”.    Sucesivamente, continuó los trabajos en Firminy-Vert con el apoyo de André Wogesncky.   Para el mes de agosto, el riguroso trabajo fatigó al septuagenario y tomó lo que serían unas cortas vacaciones en Roquebrune (Cap-Martin),  pero tal descanso fue definitivo.   
La partida de Le Corbusier marcó el fin de una época de artistas integrales, convencidos de darlo todo por cambiar el mundo desinteresadamente.    En la tercera parte de esta incursión por su “Promenade” reviviremos los últimos momentos de su vida.  Seremos testigos de cómo un pueblo, que al principio le dio la espalda a sus ideas, se rindió finalmente ante su genio.






Agradecimientos:

Fondation Le Corbusier
8/10, square du Docteur Blanche  75016 Paris- France
Phone: +33 01 42 88 41 53 / Fax: +33 01 42 88 33 17
E-mail: info@fondationlecorbusier.fr

Couvent Saint-Marie de la Tourette
69210 Eveux- France
Phone :+33 04 74 26 79 70
http://www.couventlatourette.com/

Association Notre-dame du Haut
70250  Ronchamp- France
Phone :+33 03 84 20 65 13 / Fax: +33 03 84 20 67 51
http://www.chapellederonchamp.fr

Ville de Firminy
32, rue Jean Jaurès   42700 Firminy- France
Phone :+33 04 77  61 08 72
E-mail: information@sitelecorbusier.com




Luis Gualtieri
Urbanista (USB). Desde 1999, realiza viajes a paí­ses como Italia, Francia, España, Grecia, Londres y Egipto, para estudiar su arquitectura más importante. Posteriormente se radica en Roma y hace un estudio ambiental para la Universidad de La Sapienza. Trabaja para el bufete de arquitectos BISCIARDI, durante su estadí­a en Italia.  Posteriormente se traslada a Parí­s para comenzar una investigación sobre Le Corbusier, la cual le hará visitar paí­ses como: Suiza, Alemania, Bélgica, URSS, India, entre otros. En el 2004, participa en el "National Symposium of Architects of  India" y obtiene el primer lugar en el concurso "Monument to the city of Chandigarh",  en ese mismo viaje de estudio, el departamento de turismo, le otorga una mención honorí­fica por su especial interés en la ciudad y sus habitantes. En el 2005, realiza negociaciones con una editorial en Francia y la Fundación Le Corbusier, para publicar una edición  actualizada y moderna sobre Le Corbusier en Español y Francés (en curso).  En mayo del 2004, participa en la segunda edición de "Le Festival Artistique" que se hace en la "Cité Universitaire" de Parí­s y obtiene el premio "Meilleur Participation Créative".  En Octubre de 2006 gana el concurso lingüístico “America Latinissima” y participa junto a otros jóvenes latinoamericanos de un Séjour por Roma y la región del Abruzzo.  Desde el 2005 colabora con diversos medios de comunicación impresos como son el diario “El Nacional” (Venezolano), “La Voce” (Italiano), “La Hora” (Ecuatoriano), “El Clarín” (Argentino), entre otros.  También aparece en algunos programas de T.V. pertenecientes a las cadenas Canal-I y Canal de Noticias Globovisión (Venezolanos), proporcionando información sobre Le Corbusier.   En 2011 colabora en la producción de un documental dedicado la Arq. Augusto Tobito para el programa “Biografias” del canal de noticias antes citado.

4 comentarios:

Carlos dijo...

Que responsabilidad tiene Luis Gualtieri escribiendo estos artículos.

Felicidades a la revista en sus 3 años!

Su-Cruz dijo...

Excelente trabajo, Arq. Luis Gualtieri. Lo felicito porque se dispuso a aportar su saber, por sobre los prejuicios del Arq. Ramon Gutierrez.Gracias por su valioso aporte. Nos enriquece a todos, los que leemos la REVISTA DIGITAL:
Cordialmente
Arq. Susana Cruz

Alexis Ferreira dijo...

Albert Einstein decía:"que triste nuestra época! es mas fácil desintegrar el átomo que un prejuicio". También noté lo escrito al comiento de esta segunda parte sobre la hostilidad de Ramón Gutierrez al preguntar sobre la simpatía de corbu por Josephine Baker. No sé que tiene de malo admitir dicha proximidad, hay numerosos ensayos que profundizan sobre la relación amistosa e idílica entre ellos. Admiro el valor de escribir y publicar otra cara de la historia en Sudamérica, mas realista e interesante, que aquellas que aburren con tanta floritura y adulación al corbusier.

Luis Gualtieri dijo...

Muchas gracias por sus palabras Susana, igualmente para Alexis. No acostumbro comentar en mis artículos, pero quiero responder el gesto.

Así es, al Sr. Ramón Gutierrez, se le hizo una sencilla pregunta y respondió con hostilidad, restando importancia a este pasaje en la vida de Le Corbusier. Luego de tantos años visitando sus obras, escuchando sus entrevistas filmadas y grabadas, me doy cuenta que más que su arquitectura, su vida en si misma tiene un peso y una profundidad que ha sido durante muchos años olvidada.

Igualmente pregunté a Gutierrez si creía que en Sudamérica había lugar para otra figura no-académica parecida a L-C… y este respondió que si, pero con sus gestos dijo que no. Quise comprobar si el representante del CEDODAL, era capaz de ser honesto en un medio académico y confirmar lo obvio (que lamentablemente no se ha evolucionado lo suficiente). Comprobé que no, supeditó su opinión a lo que le era conveniente en ese momento. Con tristeza creo que si hubiese otro artista como L-C, este tendría que superar los mismos muros para concretar sus ideas, ya que a pesar de los años, aún seguimos creyendo que los títulos confieren genialidad y poder… pero esa genialidad, ese poder, solo puede ser producto del talento aprendido a través de las experiencias de vida (trabajo, estudios, viajes, relaciones personales y profesionales etc).

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LOS ARTÍCULOS MAS LEÍDOS DE LA SEMANA

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS